lunes 03 de mayo de 2010 - 10:00 AM

Un muerto por bala perdida y otro por infarto, dejó balacera

Cinco días después de que un ama de casa murió por una bala perdida en el barrio Comuneros, en el Norte de la ciudad, la trágica historia se repite, esta vez en el sur de la capital santandereana.

La nueva víctima de las balas perdidas fue un hombre de 58 años que respondía al nombre de Celso Antonio Caicedo Maldonado, de 58 años, el cual resultó herido el sábado a las 7:30 de la noche en la carrera 36 con calle 108 del barrio Caldas.  

En el sitio donde se desató la balacera también murió una mujer de 72 años a quien le dio un infarto, al parecer, producto del nerviosismo que se vivió en el sector en medio de la riña.

De acuerdo con el primer reporte entregado por las autoridades la víctima se encontraba sentado en un andén cuando dos tipos que estaban en una esquina se enfrentaron a tiros en medio de una riña.

'Mí tío acostumbraba a sentarse en el andén cuando salía del trabajo, porque era un sitio muy tranquilo, pero anoche (sábado) se formó una pelea entre dos hombres y él fue quien llevó la peor parte', indicó un sobrino de la víctima.


Murió en el quirófano

En efecto Caicedo Maldonado recibió un disparo en el cuello que lo dejó gravemente herido por lo que se hizo necesario su traslado a la Clínica Carlos Ardila Lülle donde murió a las 8:10 de la noche.

Agentes de la Unidad Móvil de Criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, practicaron el levantamiento del cadáver el cual fue entregado ayer sus familiares en la morgue de Medicina Legal.

De acuerdo con las autoridades uno de los dos protagonistas de la balacera resultó herido por lo que conducido a un centro asistencial donde fue capturado.

El otro sujeto también fue arrestado y ahora será la Fiscalía la que establezca cuál de los dos capturados fue el que hizo el disparo que acabó con la vida de Caicedo Maldonado.

La víctima era padre de tres hijos y trabajaba como maestro de construcción. Su cuerpo es velado en la funeraria Los Olivos y hoy en la tarde será sepultado.


Se infartó

Mientras la Policía buscaba la forma de trasladar a la víctima de la bala perdida a un centro asistencial, en una vivienda ubicada frente al sitio donde se desató la balacera, una mujer de 72 años, identificada como María Helena Sandoval, sufrió un infarto. 'Ella estaba muy nerviosa. Me dijo que fuera a mirar quien era el muerto porque pensaba que había sido alguno de sus dos hijos o un nieto. Yo me asomé pero no pude ver quién era. Cuando me regresé para la casa, la encontré tirada en la puerta', indicó una allegada a la víctima. La mujer fue conducida en una patrulla de la Policía a la Clínica Carlos Ardila Lülle, a donde llegó sin signos vitales. Su cuerpo es velado en la funeraria Santander y hoy en la tarde será sepultado en el cementerio Central.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad