sábado 11 de julio de 2020 - 12:00 AM

Un muerto y un herido en sicariato ocurrido en la González Valencia en Bucaramanga

Un ajuste de cuentas sería el móvil de un atentado ocurrido la mañana del viernes en Sotomayor. Néstor Moreno Rendón murió al recibir 7 disparos, su amigo Óscar Andrés de Ávila resultó herido.
Escuchar este artículo

A las 10:30 de la mañana de ayer un ataque a bala generó pánico en la Avenida González Valencia con calle 50 del barrio Sotomayor en Bucaramanga, donde sicarios acribillaron a un hombre y dejaron a otro herido.

Sucedió en el carril sur –norte por donde Néstor Moreno Rondón, de 40 años, se movilizaba, según las autoridades, como parrillero en una motocicleta que conducía Óscar Andrés de Ávila.

Justo en la mitad de la cuadra, dos sujetos en otra moto se acercaron y les dispararon en múltiples oportunidades.

Óscar soltó la moto y empezó a correr, pero cayó herido de gravedad unos metros adelante; Néstor quedó tendido en la mitad de la vía, bocarriba, con un bolso enredado en los brazos. El casco y el tapabocas que llevaba cayeron a un lado.

Moreno agonizaba y decenas de personas se acercaban a tratar de auxiliarlo, pero la vida se le escapaba. Óscar, mientras tanto, estuvo consciente en un andén hasta que paramédicos llegaron y los auxiliaron en ambulancias.

Néstor fue trasladado a la Clínica Chicamocha de La Rosita, pero al centro médico llegó sin signos vitales. El reporte inicial precisa que recibió siete tiros en la cabeza, el pecho y un brazo.

Óscar recibió un impacto en la espalda y fue trasladado al Hospital Universitario de Santander, HUS, donde permanecía con pronóstico reservado.

Hay otras versiones

En el sitio del ataque se especuló sobre varias hipótesis, incluso dijeron que las víctimas eran fleteros.

Una mujer le aseguró a Vanguardia que habría sido Óscar quien disparó primero y Néstor para defenderse respondió.

El gordito y el muerto discutieron, el primero le disparó y el otro sacó un revólver y le dio también. Un motociclista que venía con el gordo fue quien levantó el arma y se la llevó”, narró la testigo.

Otro audio que circulaba en redes, aseguraba que ambas víctimas habían asaltado a un hombre que salía de retirar dinero de un banco de la zona y que para oponerse al robo les había disparado. Sin embargo esta hipótesis fue descartada por completo por la Policía.

“Se presentó una lamentable afectación a la vida de dos ciudadanos, uno de ellos iba con su compañero, un mototaxista, cuando al parecer otros los intervinieron en otra moto y dispararon en varias oportunidades; uno de ellos, perdió la vida”, precisó el coronel Javier Castro, subcomandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, quien llegó al sitio con agentes de la Sijín para recopilar evidencias. Ayer revisaban las cámaras de seguridad para conocer con exactitud qué ocurrió y obtener cualquier dato que lleve a los sicarios.

Ajuste de cuentas

Como hipótesis preliminar las autoridades tenían un ajuste de cuentas, debido a los antecedentes penales que Néstor tenía. Había salido hacía poco de prisión, según la Policía.

“Contaba con un historial criminal amplio, estaba vinculado a investigaciones por homicidio, hurto, porte ilegal de armas y narcotráfico” puntualizó el coronel Castro.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad