sábado 24 de diciembre de 2022 - 12:00 AM

Un 'volador' sería la causa de incendio que destruyó tradicional hotel en San Gil

Se presume que un ‘cohetón’ fue el causante de la deflagración que inició en el techo de la edificación, según declaraciones de la gerencia de la Terminal de Transportes del municipio, contigua al hotel.
Compartir

Una columna de fuego que se divisaba a varios kilómetros de distancia, y que pintaron de gris y rojo el cielo de la tarde del jueves en San Gil, la capital turística de Santander, encendió la alerta de las autoridades.

El Hotel Prana, ubicado a 100 metros de la vía a Bogotá, colindante con el Terminal de Transportes del municipio, se incendió dejando pérdidas millonarias.

Las causas, según el gerente de la Terminal, Jaime Castañeda, sería la chispa de un fuego artificial que cayó al techo del inmueble.

“Estábamos celebrando la novena y creemos que un ‘cohetón’ que cayó sobre el techo fue la causa de las llamas. De inmediato se evacuaron a las personas que estaban en el hotel. En cuestión de minutos todo fue consumido”, expreso el gerente.

El Cuerpo de Bomberos con todos sus hombres y vehículos acudieron a atender la emergencia. En los alrededores se evacuaron a las personas que se encontraban en edificaciones vecinas, incluyendo quienes viajaban o llegaban a la terminal de transportes a pasar la ‘Nochebuena’.

“El susto fue tremendo el hotel se prendió todo. Lo que hicimos fue salir corriendo del lugar. Teníamos temor que llegará a una estación de servicio cerca al despacho de buses”, relató uno de los huéspedes del negocio.

El fuego lo consumió todo ya que la edificación estaba construía con techos de paja y estructuras de madera lo que facilito la expansión de las llamas.

Apoyo de empleados y ciudadanos

Los empleados y quienes llegaron a ayudar sacaron varios cilindros de gas que se encontraban en la cocina para evitar una tragedia mayor. Desde la Oficina de Gestión del Riesgo de Santander se reportó que una personas fue llevada a un centro asistencial por inhalación de gases y tras una hora de acciones el incendio fue controlado “La reacción oportuna de los Bomberos Voluntarios de San Gil permitió controlar las llamas”, indicó el comunicado.

Las habitaciones quedaron consumidas, así como varios kioscos que servían como espacio de esparcimientos a los turistas. La piscina sirvió para que los bomberos se abastecieran de agua.

Una columna de fuego que se divisaba a varios kilómetros de distancia, y que pintaron de gris y rojo el cielo de la tarde del jueves en San Gil, la capital turística de Santander, encendió la alerta de las autoridades.

El Hotel Prana, ubicado a 100 metros de la vía a Bogotá, colindante con el Terminal de Transportes del municipio, se incendió dejando pérdidas millonarias.

Las causas, según el gerente de la Terminal, Jaime Castañeda, sería la chispa de un fuego artificial que cayó al techo del inmueble.

“Estábamos celebrando la novena y creemos que un ‘cohetón’ que cayó sobre el techo fue la causa de las llamas. De inmediato se evacuaron a las personas que estaban en el hotel. En cuestión de minutos todo fue consumido”, expreso el gerente.

El Cuerpo de Bomberos con todos sus hombres y vehículos acudieron a atender la emergencia. En los alrededores se evacuaron a las personas que se encontraban en edificaciones vecinas, incluyendo quienes viajaban o llegaban a la terminal de transportes a pasar la ‘Nochebuena’.

“El susto fue tremendo el hotel se prendió todo. Lo que hicimos fue salir corriendo del lugar. Teníamos temor que llegará a una estación de servicio cerca al despacho de buses”, relató uno de los huéspedes del negocio.

El fuego lo consumió todo ya que la edificación estaba construía con techos de paja y estructuras de madera lo que facilito la expansión de las llamas.

Apoyo de empleados y ciudadanos

Los empleados y quienes llegaron a ayudar sacaron varios cilindros de gas que se encontraban en la cocina para evitar una tragedia mayor. Desde la Oficina de Gestión del Riesgo de Santander se reportó que una personas fue llevada a un centro asistencial por inhalación de gases y tras una hora de acciones el incendio fue controlado “La reacción oportuna de los Bomberos Voluntarios de San Gil permitió controlar las llamas”, indicó el comunicado.

Las habitaciones quedaron consumidas, así como varios kioscos que servían como espacio de esparcimientos a los turistas. La piscina sirvió para que los bomberos se abastecieran de agua.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad