lunes 01 de marzo de 2010 - 10:00 AM

Versiones encontradas sobre la muerte de un joven el barrio Girardot

Ayer se realizó el sepelio de Dayro Armando Herrera Sandoval, un joven de 15 años, residente del barrio Girardot, quien perdió la vida el pasado viernes en medio de una persecución de la Policía.

En la atmósfera de tristeza y llanto que rodeaba a familiares, amigos y allegados a Dayro Armando, también hubo espacio para la denuncia, pidiendo que la muerte del joven debe ser investigada.

Según su hermana, Yuli Herrera, 'a mi hermano lo mató la Policía. Ese agente que le disparó se la tenía montada a mi hermano, lo quería embalar', aseguró Yuli.

De acuerdo con la información entregada por los amigos y familiares de Day-ro, los patrulleros requisaron al joven y este no tenía nada. Sin embargo, la situación se salió de control cuando el grupo de adolescentes se dio a la fuga.

'Ellos salieron corriendo y el trabuco se cayó al piso, mi hermano no tenía el arma. Eso me contaron', aseguró la hermana del joven.

'Dayro trató de subirse como a un muro y como que ahí  le dieron con el mismo trabuco que se había caído. Le dieron un disparo que le entró por el lado izquierdo, él se cayó y quedó sentado y los policías no dejaban que lo auxiliaran', dijo Yuli Herrera.

Por ahora, los familiares esperan el dictamen médico legal, información clave para esclarecer las causas de la muerte del menor.

Con los resultados, se sabrá si el disparo fue accidental o intencional.


síntesis

Otra versión

Según las autoridades, el joven de 15 años se habría caído por las escaleras y fue ahí cuando la escopeta se le disparó, provocándole una herida en el pecho.

De acuerdo con información entregada por los galenos del Hospital Universitario de Bucaramanga, Day-ro Armando presentaba varias heridas en el pecho producidas con los proyectiles con los que vienen cargos los cartuchos de las escopetas.


Ayudante de zapatería

El joven era el menor de tres hermanos y vivía con su mamá, una mujer que se desempeña como vendedora de comidas en el barrio Girardot. Dayro Andrés también se desempeñaba como ayudante en una zapatería.

Según aseguran los testigos de los hechos, el joven presentaba más de 50 heridas en el cuerpo producidas por los perdigones y una raspadura en el abdomen.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad