miércoles 11 de septiembre de 2019 - 6:00 PM

Video: Secuestro en Santander se habría perpetrado en camioneta de la UNP

La secuestrada fue Mayerly Santos Calderón, la esposa de un palmicultor. El rapto ocurrió el pasado 28 de mayo en Sabana de Torres, Santander.

Una meticulosa investigación realizada por la Policía Metropolitana de Bucaramanga, con su grupo antisecuestro, develó cómo en una camioneta adscrita a la Unidad Nacional de Protección que había sido asignada al líder de Derechos Humanos Briand David Harnache Moreno, se habría perpetrado el secuestro de Mayerly Santos Calderón, la esposa de un palmicultor, ocurrido el pasado 28 de mayo en Sabana de Torres, Santander.

Cabe recordar que esta semana, Briand David y Rosendo Duarte Ureña, dos reconocidos defensores de Derechos Humanos del Magdalena Medio, fueron enviados a prisión, por los delitos de porte ilegal de armas de fuego agravado, extorsión agravada tentada y secuestro extorsivo agravado.

Video: Secuestro en Santander se habría perpetrado en camioneta de la UNP

Junto a ellos, por el último delito, también fue enviado a la cárcel Andelfo Tarazona Martínez, hermano de Ricardo Tarazona Martínez, alias ‘Richard’, arrestado el 14 de julio pasado en un apartamento del barrio Kennedy de Bucaramanga cuando fue rescatada Mayerly Santos.

Andelfo, quien a diario se desplazaba en motocicleta, sería el encargado de la provisión de víveres, durante los 47 días que duró el cautiverio.

La evidencias

La Policía logró, gracias a evidencias videográficas y relatos de testigos, ‘armar’ el recorrido que habría hecho la camioneta de la UNP, una Toyota TXL, de placas IYM-711, desde Bucaramanga hasta Sabana de Torres y luego hasta la zona rural de Lebrija donde Mayerly permaneció sus primeros días de secuestro.

De acuerdo con el informe de la Policía, el 27 de mayo de 2019, en la noche, Briand David, al volante de dicha camioneta oficial, habría salido desde Bucaramanga luego de haber sostenido una reunión en un hotel de la capital santandereana, rumbo a Sabana de Torres, no sin antes dejar a uno de sus escoltas, a pesar de que eso no es permitido.

Luego de dos horas y cinco minutos de recorrido, Briand, dice la Policía, arribó a la casa de Rosendo Duarte Ureña, en zona rural de Sabana de Torres, desde donde, a las 2:57 de la madrugada del martes 28 de mayo, de nuevo la camioneta adscrita a la UNP, salió hacia la vereda La Moneda donde horas después se perpetró el secuestro.

A sabiendas de que Mayerly pasaba temprano por esa zona, rumbo a la finca La Guayacana, Briand David y Rosendo habrían dejado a dos secuestradores estratégicamente ubicados y regresaron a la casa de Duarte Ureña a la espera de indicaciones.

La investigación de la Policía indica que a las 5:49 de la mañana, de nuevo, según quedó evidenciado en cámaras, la Toyota TLX, de nuevo se desplaza y se ubica a unos dos kilómetros de La Guayacana, a la espera de la señal positiva del secuestro.

Lea también: Mayerly Santos, secuestrada en Sabana de Torres, regresó a la libertad

Tanto los líderes de Derechos Humanos como los perpetradores materiales del plagio, sabrían el recorrido de Mayerly... No fallaron.

La esposa del palmicultor salió a las 6:45 de la mañana, desde su casa y cinco minutos después arribó a la vereda La Moneda, pero allí, fue interceptada por dos hombres armados quienes amordazaron a Mayerly y luego se habrían comunicado con los ocupantes de la camioneta Toyota TXL, de placas IYM-711 para que los recogieran pues ya estaba finiquitado el ‘plan de plagio’.

La Policía asegura que a las 6:57 a.m. la camioneta, con los líderes sociales, Briands Harnache y Rosendo Duarte, además de los dos secuestradores y la víctima, iniciaron un recorrido por la vía nacional hacia Bucaramanga, ruta donde la camioneta fue observada por diferentes cámaras de seguridad. (Ver video)

A las 7:08 a. m., la camioneta fue avistada en la vereda Aguas Claras de Sabana de Torres, desde donde tomó rumbo a vía rural.

7:30 a. m. otra cámara registró el paso de la Toyota por la Vereda Cristales, en el mismo municipio.

La Policía constató en su informe que a las 8:00 de la mañana, labriegos de la zona escucharon una sirena por lo que dedujeron que la camioneta Toyota que pasaba era oficial. Precisamente, luego se supo, gracias a versiones de Mayerly, que debido a las sirenas, ella creyó que había sido secuestrada por miembros de la Policía o del Ejército.

A las 8:31 a. m., Mayerly habría sido bajada del carro y obligada a caminar por zona boscosa de la vereda Uribe Uribe, en Lebrija, Santander, hasta el lugar donde permaneció los primeros días de cautiverio.

A través del trabajo de inteligencia del Gaula, las autoridades creen que tras dejar a la mujer al cuidado de los secuestradores, Briands Harnache y Rosendo Duarte, se habrían desplazado al casco urbano de Lebrija para mandar a lavar la camioneta, no sin antes pasar por las veredas Girón, Lisboa, Cocinilla y San Nicolás, del ‘Municipio piñero’, según quedó evidenciado en video.

A las 9:31 a. m. llegaron hasta el lavadero de carro en el casco urbano de Lebrija. Esta es una de las pruebas reina, teniendo en cuenta que las cámaras de seguridad, sí captan los rostros de quienes serían los dos defensores de Derechos Humanos.

Lea también: Defensores de Derechos Humanos fueron enviados a la cárcel por secuestro en Bucaramanga

Culminada la limpieza del vehículo, asignado a la Unidad Nacional de Protección, la Policía dice que Briands y Rosendo, emprendieron camino de nuevo. A las 10:56 de la mañana, de nuevo, una cámara los ubicó en una estación de gasolina en la vereda San Pablo de Lebrija, donde pagaron la tanqueada, con una tarjeta bancaria, propiedad de Rosendo, teniendo en cuenta que ya habían alcanzado el cupo total asignado por la UNP para tanqueos.

La camioneta fue incinerada

Días después, curiosamente, la camioneta Toyota TXL, de placas IYM-711, fue incinerada junto a otro vehículo, en la comuna 7 de Barrancabermeja.

Según informó vanguardia para entonces, el resplandor que vieron los habitantes del sector Cuatro Muros en la comuna Siete, entrando por Paloka, causó pánico entre los moradores pues se trataba de una conflagración que al parecer fue iniciada por una estructura criminal que estaría delinquiendo en la zona.

Video: Secuestro en Santander se habría perpetrado en camioneta de la UNP

Los vehículos habían entrado al sitio con cinco escoltas, una líder social y dos defensores de Derechos Humanos (Briands Harnache y David Mayorga), quienes estaban en una reunión en La Bendición de Dios y de manera estratégica presuntamente dejaron las camionetas parqueadas allí.

“Creo que Barrancabermeja nunca ha dejado de ser violenta, solo ha sido silenciada pues el que se atreve a hablar es silenciado y eso no puede seguir pasando.

“Entramos por ese lado porque por la principal de Pozo Siete hay un campanero al parecer de estructuras criminales y no queríamos alertarlos.

“Íbamos con la líder para una reunión porque el día anterior habíamos denunciado ante la Fiscalía que en esta comuna estaría un grupo criminal al margen de la ley, con alias ‘El Monstruo’, pues es un punto estratégico para la comercialización de armas y estupefacientes.

“Cuando ya estábamos de regreso las camionetas ardían en llamas”, dijo Brians Harnache, quien además aseguró que responsabilizaba a la Alcaldía, Gobernación y Policía si algo les pasaba a la comunidad de la zona o a ellos como defensores.

Debido a este hecho, la Unidad Nacional de Protección, asignó una nueva camioneta a los líderes sociales.

Lea también: Quemaron dos carros de la UNP en Barrancabermeja

Las capturas

Con todas estas evidencias recopiladas por la Policía de Bucaramanga y su grupo Gaula, se logró que fueran emitidas las órdenes de captura en contra de los dos defensores de Derecho humanos Briands y Rosendo, además del presunto abastecedor de víveres, Andelfo Tarazona Martínez.

Dichas capturas se materializaron en Bucaramanga. Luego de ser llevados ante un Juez, los tres capturados fueron enviados a prisión mientras avanza el proceso.

¿Qué dice la Unidad Nacional de Protección?

Luego de la polémica generada tras la incineración del vehículo con el cual se habría cometido el secuestro, por parte de los dos líderes de Derechos Humanos de Barrancabermeja, la entidad respondió por qué se le asignó un nuevo vehículo a los presuntos responsables del hecho.

Sobre el tema se refirió el coordinador de Automotores de la UNP, el coronel Luis Ignacio Acosta, quien explicó que debido a que los dos hombres habían solicitado un esquema de seguridad, la camioneta incinerada debía ser reemplazada por otra para garantizar la protección de los mismos.

“Cuando se asigna un vehículo y un esquema de seguridad como medida de protección, debe haber una autorización de parte de un comité. Este comité es el encargado de verificar la amenaza a la que se expone la persona y de decidir si se le asigna un vehículo blindado, escoltas u otras medidas”, comentó el Coronel Acosta.

Según el Coordinador de Automotores de la UNP, luego de la asignación de los esquemas de seguridad, la entidad está en la obligación de garantizar la seguridad de la víctima, por lo cual, así el vehículo haya sido usado para cometer algún delito, como ocurrió en este caso, la UNP no puede ser retirado.

Video: Secuestro en Santander se habría perpetrado en camioneta de la UNP

“Cuando se asigna un vehículo es porque la persona ya tiene un esquema de seguridad que no podemos retirar. En este caso, en el que el vehículo fue incinerado, por responsabilidad, debíamos asignarle otro para su protección y si se cometió un delito, es la Fiscalía la encargada de hacer la investigación”, agregó el Coronel Luis Ignacio Acosta.

Cabe recordar que la camioneta fue incinerada en la comuna 7 de Barrancabermeja y tanto la Policía como la Fiscalía adelantan la respectiva investigación.

“El vehículo fue retirado cuando estas personas fueron trasladas a un centro de reclusión. Nosotros no podemos quitar los esquemas porque corremos el riesgo de que maten a las personas que solicitaron protección”, dijo el Coronel.

La UNP ya suministró la información solicitada por la Fiscalía sobre este hecho.

Video: Secuestro en Santander se habría perpetrado en camioneta de la UNP

El rescate

Luego de un trabajo arduo de investigación y seguimiento, la Policía Nacional logró la liberación de Mayerly Santos Calderón, quien había sido secuestrada 47 días antes en zona rural de Sabana de Torres.

El operativo se realizó en una vivienda ubicada en calle 24N con carrera 12 del barrio Kennedy, donde permanecía en cautiverio. De acuerdo con la información suministrada por las autoridades, la víctima había sido llevada por sus captores a zona rural de la Lebrija y a Ríonegro y de allí llevada a Bucaramanga.

Tras el operativo, ese día fue capturado Ricardo Tarazona Martínez, alias ‘Richard’, responsable de la seguridad de la mujer. De acuerdo a la investigación, tras sufrir síndrome de estocolmo, Mayerly se enamoró de su captor; sin embargo, según lo manifestado por el general Manuel Antonio Vásquez Prada, comandante de la Policía de Bucaramanga, efectivamente sí se trató de un secuestro ampliamente planeado por un grupo armado organizado que ordenaba desde Arauca y que pedía por la liberación de la mujer, 9 mil millones de pesos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad