domingo 23 de julio de 2023 - 12:00 AM

Delfines y ballenas: datos que debes conocer de estas majestuosas criaturas

Cada año, el 23 de julio, el mundo entero se une para celebrar y concienciar sobre la importancia de estas criaturas en el Día Internacional de las Ballenas y Delfines.
Compartir

En un océano vasto y misterioso, habita un grupo de criaturas maravillosas y sorprendentes: las ballenas y los delfines. Estos magníficos cetáceos, que han intrigado a la humanidad durante siglos, poseen una belleza e inteligencia sin igual en el reino animal. Cada año, el 23 de julio, el mundo entero se une para celebrar y concienciar sobre la importancia de estas criaturas en el Día Internacional de las Ballenas y Delfines.

En esta edición, te invitamos a sumergirte en el emocionante universo de estas especies marinas, compartiendo asombrosas curiosidades, compartidas por National Oceanic and Atmospheric Administration; que desafían nuestras expectativas y nos invitan a reflexionar sobre la necesidad de su protección y conservación.

Ballenas

Su hogar: Podemos encontrar ballenas azules en todos los océanos del mundo, salvo en el Ártico. Estos animales están perfectamente adaptados a la vida submarina.

¿Cuánto viven?: Las ballenas azules se encuentran entre los animales más longevos del planeta. Se cree que la vida promedio de esta criatura -en libertad-, es de entre 80 y 90 años. Otras especies de cetáceos van entre 35-50 años como la beluga o 50-90 años como la orca.

Un gran banquete: Las ballenas se dividen entre ballenas barbadas y ballenas dentadas. Las ballenas barbadas se alimentan por filtración, mientras que las ballenas dentadas se alimentan de peces, calamares y otros mamíferos marinos. Respecto a las ballenas que no tienen dientes, sino barbas, filtran el agua y retienen los pequeños crustáceos y algas.

Extraordinaria capacidad pulmonar: Las ballenas pueden permanecer bajo el agua hasta una hora, lo que se debe a su capacidad para almacenar oxígeno en sus glóbulos rojos. Sus pulmones pueden contener alrededor de 5.000 litros de aire (los nuestros apenas seis litros) y su velocidad de exhalación puede alcanzar alrededor de 600 kilómetros por hora.

Gigante del océano: De entre todas las especies de ballenas, la ballena azul antártica es el animal más grande que jamás haya existido y puede crecer hasta 39 metros de largo o más (es tan larga como tres autobuses escolares de punta a punta) y pesar tanto como 33 elefantes; más de 180.000 kilogramos (o 180 toneladas). ¡Solo la lengua puede pesar tanto como un elefante!

Delfines

Depredadores por naturaleza: Los delfines son depredadores carnívoros. Usan sus dientes para sostener a su presa, pero luego se la tragan entera y la rompen en pedazos pequeños. Son comedores relativamente ligeros. Comen peces, calamares, crustáceos, camarones y pulpos; incluso es posible verles seguir barcos pesqueros para disfrutar de los “desechos” arrojados por la borda. La orca, la especie más grande, también puede comer mamíferos marinos como focas o aves marinas como pingüinos.

Evolucionaron a partir de animales terrestres:: Hace millones de años, los antepasados de los delfines deambulaban por la tierra. Los delfines que conocemos hoy evolucionaron de los mesoniquios, un orden extinto de ungulados parecidos a los lobos que tenían dedos en forma de pezuñas al final de cada pata. Pero hace unos 50 millones de años, estos animales ancestrales decidieron que el océano era un lugar más adecuado para estar, por lo que regresaron al agua y evolucionaron hacia los delfines que vemos actualmente.

Pueden desconectar su cerebro: Para dormir, suben a la superficie, dejando al descubierto sus espiráculos, y apagan un lado de su cerebro mientras mantienen activa la otra mitad para continuar respirando y mantenerse alerta. En lugar de dormir durante varias horas a la vez, descansan un hemisferio de su cerebro durante 15 a 20 minutos y toman estas “siestas” varias veces al día.

Se ponen nombres: Los científicos han descubierto que los delfines desarrollan sus propios silbidos individuales (nombres) para identificarse a sí mismos y a otros miembros de su manada. La identidad es muy importante para los delfines puesto que son animales sociales que viven en grupos.

Pueden ver el sonido: ¡Parece un superpoder! Usan la ecolocalización para ver el mundo que les rodea. Esta facultad les permite calcular la distancia, la forma, la densidad, el movimiento y la textura de un objeto. Tienen la increíble capacidad de emitir sonidos con una frecuencia de 120 kHz. Los humanos con una audición excelente podemos escuchar hasta 20 kHz.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad