jueves 26 de agosto de 2021 - 12:00 AM

Diferencias y desigualdades: entendamos de qué se trata

Ya está claro que hay diferencias en lo que somos. Es normal y sano que así sea. Pero las diferencias no nos pueden hacer desiguales frente a otros.
Escuchar este artículo

Ya está claro que hay diferencias en lo que somos. Es normal y sano que así sea. Pero las diferencias no nos pueden hacer desiguales frente a otros.

Nuestras diferencias nunca pueden significar que nos traten de mala manera o tengamos menos oportunidades. Porque todas y todos somos diferentes, pero no

desiguales.

Para que en nuestro país haya cada vez menos discriminación, además de apoyarnos en las leyes y los derechos, debemos conocer cuáles son las situaciones que alimentan la discriminación y desigualdad. Aprende a identificar esos casos y hagamos que la palabra discriminación no quepa en nuestro vocabulario, ni en nuestras vidas.

Podemos pensar en diversos grupos que a través del tiempo han sido vulnerabilizados, y así contribuir a minimizar esta problemática.

¿Nuestra edad nos hace ser menos o más? Niños, jóvenes y adultos mayores son los grupos que más sufren de discriminación. A las niñas y niños no se les reconoce el estatus de sujetos, a las y los jóvenes se les visibiliza como posibles amenazas y a las adultas y adultos mayores se los trata como a niños y no se toman con seriedad y responsabilidad. No es posible generalizar, pero sí es un problema existente.

¿Importa el lugar de donde venimos? Muchas personas sienten miedo de decir cuál es su país de origen, o si pertenecen a algún grupo étnico porque esto se ha convertido en motivo de burla. Se han hecho tantos comentarios negativos sobre sus lugares que ya no quieren mencionarlo para evitar una conversación incómoda y discriminatoria.

¡Todos deberíamos sentirnos libres y orgullosos de mencionar nuestro país de origen!

¡Lo masculino no es superior a lo femenino! Los estereotipos basados en las relaciones de género son la prueba de que la discriminación le ha dado a las personas roles y atributos dependiendo de su sexo biológico. Durante siglos la discriminación de genero se ha encargado de consolidar la idea de que lo masculino es superior a lo femenino. Eso ha llevado a las mujeres a sufrir desigualdad social, a no ser valoradas de la misma forma, a tener menos oportunidades, a tener salarios más bajos.

“¡Tengo capacidades diferentes!” Las personas con discapacidad enfrentan serios obstáculos. A eso sumale el hecho de ser discriminados por su condición, porque alguien que cree tener el derecho de juzgar y los considera inferiores.

Muchos han triunfado en infinitos campos y han demostrado con argumentos que el tener una discapacidad no los hace incapaces, al contrario, los motiva a explorar otras capacidades que puedan tener.

¿Crees que alguien tiene el derecho de decirte que no puedes con algo? Por supuesto que no. Nadie nos puede decir hasta dónde podemos llegar, por imposible que parezca.

¿El dinero define a las personas? Las personas que se encuentran en estado de pobreza además de sufrir por no tener dinero suficiente, ni oportunidades, ni acceso a salud o educación, también deben enfrentarse a la discriminación social. Las miradas, los comentarios, las puertas cerradas son acciones que no permiten que avancemos como sociedad.

¡Tú no eres el dinero que tienes, ni el dinero que tienen tus padres! ¡Vales por lo que eres, no por lo que tienes!

¡Los vecinos de otros países también son personas! El derecho a la migración es esencial y no le puede ser negado a nadie.

Las formas más habituales de discriminación hacia los inmigrantes son cuando intentan acceder a la documentación del nuevo país y no es posible. Cuando intentan acceder a educación y no es posible. Cuando intentan obtener un trabajo digno y no es posible. Ni siquiera pueden acceder al servicio de salud, ¡esencial para vivir dignamente! Eso es discriminación.

¡Eres libre de dedicar tus oraciones a tu Dios! En nuestra Constitución está garantizada la libertad religiosa, sin embargo persisten mecanismos discriminatorios hacia las religiones que “son diferentes”. Recuerda, diferente no es malo. No respetar la religión de los demás sí lo es.

¿Cuál es la fórmula secreta de la belleza? Esta ha sido una batalla eterna, muchos consideran que la belleza está en la delgadez y la perfección, pero cada vez más personas se han dado cuenta de que esto es falso. Aunque otros siguen luchando por alcanzarla.

Cuerpos delgados, anchos, altos, bajos, blancos, negros, rosados, amarillos, con piernas gruesas y delgadas, con curvas, sin curvas, con cabezas grandes y pequeñas, con cabello largo y corto, todos son especiales y hermosos.. Todos, absolutamente todos los cuerpos son diferentes, ¿sabes lo que significa eso? Que tienes el privilegio de gozar de un cuerpo a tu medida, maravilloso, lleno de vida. No permitas que nadie te diga que no cumple con los absurdos y dañinos estándares de belleza.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad