domingo 10 de mayo de 2020 - 12:00 AM

Jugar y aprender: una alternativa sin límites

Los juguetes, los hermanitos, los otros niños de la escuela, son necesarios y contribuyen al proceso de aprendizaje, pero no son suficientes. Es importante que en el proceso te vincules con tu familia y ellos te ayuden en el desarrollo de la tarea, ¡todo trabajo es mejor en equipo!
Escuchar este artículo

¿Te has preguntado cómo has aprendido tantas cosas en estos primeros años de tu vida? Te vamos a explicar: la primera experiencia que tienes con el mundo es por medio de la exploración, cuando empiezas a tocar los objetos para conocerlos y a observar el mundo para entenderlo.

Luego, viene la experimentación, que se fortalece probando nuevas experiencias y con el ‘ensayo y error’. Otros conocimientos los has adquirido mecánicamente, por algo llamado repetición, que es cuando haces algo varias veces y tu cerebro lo asocia para futuros encuentros con esa misma situación. Y otra forma es por imitación, copiando los comportamientos de las personas que están a tu alrededor, en este caso tu familia que es tu círculo más cercano.

¡Aprovecha cada segundo!

Hemos recopilado una lista con las mejores actividades para que estés en constante aprendizaje y desarrollo de tus habilidades. Nos hemos enfocado en traerte actividades educativas para que no solo te diviertas, sino que estimules tus conocimientos, fomentes tu creatividad, habilidades sociales, y demás destrezas que aún estás por descubrir.

1. Alma de explorador:

- ¿Quién eres?

Usa una hoja en blanco para escribir tu nombre. Luego, a partir de cada una de las letras que lo conforman, agrega una característica positiva que te defina. ¡Como un acróstico! En la parte final del espacio, escribe el nombre de alguien importante en tu vida, y a cada letra agrega palabras que indiquen que brinda esa persona a tu vida.

- Cinco sentidos: un millón de aventuras

Si quieres aprender a conocer tus sentidos y explorar el mundo descubriendo lo que puedes hacer con tu cuerpo, este ejercicio te gustará. Toma un día de la semana para utilizar al 100 % cada uno de los sentidos.

Tacto: en este día aprovecha para conocer la textura de los objetos, todos los que sean posibles, que hay en tu casa. Si puedes destinar unos minutos específicos para cubrir tus ojos y explorar tu hogar solo con las manos, aprenderás que cada objeto es especial si te detienes a explorarlo.

Gusto: disfruta cada sabor, si antes no te tomabas el tiempo de saborear tu desayuno, esta es la oportunidad perfecta para que explores cada sabor en tus comidas.

Olfato: hay miles de olores que invaden tu casa a diario, algunos ya tu nariz los ha asimilado y ni siquiera los notarás, pero intenta descubrir a qué huele tu cuarto, por ejemplo, el olor característico de la cocina o los innumerables aromas de los productos que tienen en casa.

Oído: ¿ya sabes cuál es tu música favorita? Tómate un día entero para escuchar las canciones que más te gustan y conocer otras nuevas. Otra forma de usar este sentido es escuchando tu entorno, no olvides que en los hogares, los conjuntos residenciales y los barrios hay sonidos peculiares, ¿ya conoces los del lugar donde vives?

Vista: tus ojos se acostumbran a ver las cosas en el mismo lugar y a familiarizar los espacios de tu casa, pero seguro hay detalles que aún no has explorado, dedica un día de la semana a conocer tu hogar y, sobretodo, a mirar a los ojos a tus familiares, estos siempre tienen mucho por decir.

- Listado de emociones:

Tomas pequeños trozos de papel y escribe en cada uno de ellos una emoción, sentimiento o sensación que experimentas en tu día a día. Separa los que consideras negativos y los que crees que son positivos. Luego de que hayas hecho esto, dialoga con tus padres sobre cómo manejar cada una de las emociones y si sientes preocupación por cómo controlarlas. Ten en cuenta que siempre es mejor expresar todo lo que sientes, no hay emociones malas si se trata de dejar fluir lo que quieres expresarle al mundo, solo debes aprender del autocontrol.

2. Talento de inventor:

- Todo un artista

Llevas varias semanas en casa y hay espacios que ya se tornan aburridos. La solución está en tus manos. Toma algunos trozos de papel de revistas, periódicos viejos o papel de colores y has pequeñas formas con ellos. Luego, sobre alguna superficie, únelas y crea divertidas figuras para que tengas un nuevo cuadro para decorar tu casa.

- Pequeños escritores

Leer es un excelente estimulante para desarrollar las bases de la comunicación, así que puedes explorar en la biblioteca de tu casa y empezar hoy mismo. Si no hay ningún libro que te guste realmente, entonces no lo leas, porque lo único que vas a lograr es que la lectura se vuelva tediosa y aburrida. Sin embargo, las excusas no caben aquí, así que si definitivamente no encuentras nada de tu interés, busca dibujos, revistas, libretas, y recorta todo lo que puedas para que crees tu propio libro. Escribir una historia no será una tarea fácil, pero la creatividad y la imaginación serán tus mejores aliados para llenar las páginas blancas con dibujos y buenas historias.

- ¿Has probado con el diseño de modas?

No necesitas renovar tu closet frecuentemente, es cuestión ponerle estilo a tu ropa, así parecerá que llevas una prenda nueva. Prueba con tintas de colores, pinturas especiales para telas, y con marcadores para los estampados.

3. Manos de artista:

- Cofre del tesoro

En muchos hogares siempre hay un cajón que guarda infinidades de cosas que ya no usamos, pero con un poco de imaginación se puede convertir en un “cofre del tesoro”, y puede servir para que te diviertas en uno de estos días en los que no encuentras mucho por hacer y ya has cumplido con tus responsabilidades. ¡Explora! Hay muchos objetos que nos han enseñado que sirven para una sola cosa en específico, pero puedes probar el mundo de la música. Crea instrumentos musicales con cosas que no utilicen en tu casa.

- Hilo y aguja

Volver a las técnicas tradicionales te ayudará a desarrollar habilidades físicas y motoras: como la concentración. Puedes empezar usando un pedazo de tela para aprender diferentes técnicas, pegar botones, agarrar un ruedo, entre otras cosas. Esto te permitirá desarrollar los conocimientos necesarios para luego hacer algo más como diseñar patrones que te permitan crear algún artículo doméstico o ropa. Una manera divertida de empezar a usar este nuevo aprendizaje es creando títeres, ¿te le mides?, aprendes algo nuevo y tienes tu teatro en casa.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad