lunes 21 de noviembre de 2022 - 3:30 PM

Las mujeres dice: “¡NO MÁS!”, al acaso callejero

El próximo 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la NO Violencia Contra la Mujer, y desde Vanguardia hemos adelantado una campaña, en alianza con USAID, en las comunidades del barrio Girardot, Santander y los estudiantes del colegio San Francisco de Asís.

El próximo 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la NO Violencia Contra la Mujer, el proyecto de Vanguardia y USAID “Mi panita, mi amigo” creando caminos para la integración social, viene participando en la campaña “Lo que las mujeres no queremos escuchar, en conexión con el acoso callejero” en las comunidades del barrio Girardot, Santander y los estudiantes del colegio San Francisco de Asís.

Y a ti como mujer, ¿qué es lo que no te gusta escuchar?

Desde niñas, adolescentes, mujeres colombianas, migrantes y retornadas, a diario y en todo el mundo, se enfrentan a una problemática y a un tipo de violencia basada en género que se presenta en espacios públicos, como calles, medios de transporte y otros espacios semipúblicos como restaurantes, bares, colegios, universidades, lo mismo que el acoso sexual callejero.

El manoseo, tocamiento, asedio, exhibicionismo, pellizcos, palmadas, agresiones físicas, acoso verbal palabras con contenido sexual, comparaciones, apodos y el acoso no verbal o gestual, hacen parte de este tipo de violencia hacia la mujer. Las mujeres migrantes, mujeres transmigrantes y mujeres retornadas son poblaciones que se ven muy expuestas a este tipo de violencia; muchas de ellas deben cruzar por zonas fronterizas informales, deben tomar rutas migratorias peligrosas, habitar espacios públicos en trabajos informales, entre otro lugares, en los cuales se hipersexualizan sus cuerpos, y por ende están más propensas a ser víctimas de acoso sexual callejero.

Comunidades del barrio Girardot y Santander se unieron a la campaña “Lo que las mujeres no queremos escuchar, en conexión con el acoso callejero”. Una vez se socializó la campaña, el buzón de color morado y naranja se dejó en el colegio San Francisco de Asís, en el ágora del barrio Santander y el Salón Comunal del barrio Girardot. Allí las mujeres depositaron en un papel y de manera anónima esas palabras que no les gusta que les digan en la calle.

Los hombres también se unieron escribiendo lo que no les gusta que en la calle le digan a su mamá, hijas, primas, tías o hermanas. La apertura del buzón con los estudiantes se realizará en el transcurso de esta semana.

Nuestras protagonistas

Ana Leticia García

“Me encanta que estén pensando en nosotras como tal porque no aceptamos la violencia contra la mujer, es algo que rechazamos desde lo más profundo de nuestro corazón”.

Marcela Rueda

“Excelente poder vincularnos a este tipo de campañas y decir ni una más víctima de violencia de acoso callejero porque realmente si nos vemos expuestas a palabras que no queremos escuchar y hasta actos que pasan a mayores”.

María Gabriela Macías

“Me gustó mucho la campaña y el buzón porque también es una forma de desahogarnos; en ocasiones uno va uno por la calle y hay quienes le faltan al respeto con palabras morbosas”.

Por Kendy Jaimes, periodista comunitaria

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad