martes 22 de diciembre de 2020 - 9:00 AM

¡Llegó Navidad! Fabriquemos juntos una noche mágica

Una buena planeación será clave para no dejar a nadie por fuera de las celebraciones navideñas y para cuidarnos en familia.
Escuchar este artículo

Planeemos una noche mágica mientras aprendemos de ella.

1. Planeación:

Ya está claro que la navidad no puede ser como antes, pero esto no quiere decir que no podamos sentirnos cerca de los seres que amamos. Una buena planeación será clave para no dejar a nadie por fuera de las celebraciones y para cuidarnos en familia.

Recuerda que debemos evitar las aglomeraciones, así que si tienes una familia numerosa es mejor definir quienes estarán en casa y quienes se conectarán por videollamada. No olvides que lo más importante es que todos sepan que no están solos, aún en la distancia.

2. Lista de compras:

Regalos, adornos, cenas, compras, más compras... Es probable que estos días nos convirtamos un poco en ‘grinchs’ y nos perdamos en el afán de tener todas las compras listas, lo que nos lleva a olvidarnos de lo especial que pueden llegar a ser estas fechas.

Luego de haber discutido en familia cómo será la noche de Navidad, deberán hacer una lista de ingredientes para la cena, invitados, regalos, adornos, y los elementos que necesiten para las actividades planeadas.

Recuerda planear también la comida del día siguiente para que no deban salir, dado que muchos lugares estarán cerrados. Ten todo en mente, y luego con papel y lápiz haz ‘check’ para que no se pase ningún detalle.

3. Recetas:

Muñeco de nieve

¡Llegó Navidad! Fabriquemos juntos una noche mágica

1. Para esta receta necesitarás huevos cocidos, zanahorias, espaguetis crudos, ramas de perejil y unos clavos.

2. Usa dos huevos cocidos para formar el cuerpo de tu muñeco de nieve, puedes usar un espagueti crudo para lograr unirlos y que se mantengan en su lugar.

3. Toma las zanahorias y corta pequeñas rodajas para que las pongas sobre la cabeza de tu muñeco de nieve.

4. Con un pequeño trozo de zanahoria añade una nariz. Luego, usa los clavos para poner los ojos y otros detalles.

5. Finalmente, las ramas u hojas de perejil te ayudarán a darle brazos a tus recetas. ¡Y listo, a disfrutar!

Reno de malvavisco

¡Llegó Navidad! Fabriquemos juntos una noche mágica

1. Derrite las obleas de chocolate de acuerdo con las instrucciones del paquete. Para las astas de tu dulce de reno de malvavisco, rompe sus pretzels por la mitad y déjalos a un lado.

2. Coloca un palito de paleta en el fondo de un malvavisco grande. Sumerge el malvavisco en el chocolate derretido y gíralo, asegúrate de que el malvavisco esté completamente cubierto. Puedes usar una cuchara para asegurarte de que todo esté cubierto.

3. Inserta un pretzel de asta a cada lado del malvavisco.

4. Luego, pon tu nariz y ojos de caramelo. Deje que se sequen por completo antes de moverlos demasiado.

5. Llena un jarrón o una taza con dulces de chocolate rojo y verde y coloca tus golosinas de reno de malvavisco completadas para una exhibición comestible pero alegre en tu mesa navideña.

4. Regalos:

Papá Noel, los Reyes Magos o algún ser mágico de otro mundo son solo la excusa perfecta para obsequiar a nuestros seres queridos, por ejemplo, juguetes, perfumes, libros y ropa. Pero estas tradiciones de regalar cosas materiales quedan a un lado cuando se trata de dar tiempo de calidad y compartir con los que amas. Recuerda que los regalos más hermosos son los que vienen del corazón y no puedes comprar en una tienda. Nuestros vanguarderitos, por ejemplo, quieren hacerle unos regalos a la ciudad, conócelos.

Para: Bucaramanga

“A la ciudad le quiero regalar una oración, todos los días la hago para que todos estemos sanos y cuidándonos mucho. Deseo de corazón que nadie más se enferme y estar todos bien, sanos, sin ninguna enfermedad”, Hari Marcela Rueda.

“Este año, y siempre, le regalo a mi ciudad acciones para que seamos una ciudadana ejemplar, cuidando del medio ambiente, enseñándole a la sociedad la tolerancia y el respeto por cada persona”, Sofía Mejía.

“Yo quisiera regalarle a mi ciudad un ‘Arcade’ para que tener diversión”, Silvana Gómez.

“Mi nombre es Valentina y vivo en Bucaramanga. Yo deseo regalarle a mi ciudad más plantas que den frutos para nuestra alimentación”, Valentina.

5. Decoración:

A. Si se trata de decoración en el hogar las opciones son variadas, el árbol de navidad y el pesebre son clave para tener una casa navideña.

B. En cuanto a la mesa, para la cena de nochebuena, puede ir acompañada de recetas con colores y formas representativas de la época. Una de las tendencias para esta navidad es envolver los regalos en papel reciclado, ¡puedes probarlo en casa!

6. Tradiciones:

Por: María Lucía Lancheros

En Bucaramanga viven tres hermanas: Lorena, lo que más la representa es el liderazgo, la valentía, el apoyo que le brinda a sus hermanas, y su facilidad magnifica de escribir y de expresar lo que siente de una manera positiva; Luisa, la hermana del medio, se caracteriza por ser una chica activa y dispuesta a proteger a sus hermanas, siempre está lista para bailar hasta los villancicos; y finalmente Lara, la ‘raspita’ de la familia (así le decimos a las hermanas menores aquí en Santander), una bebé muy inteligente y risueña.

El 24 de diciembre, en nochebuena, Lorena y Luisa se encontraban bailando en la sala y Lara en su mecedora, estaban disfrutando los villancicos, la natilla y los buñuelos. Todas estaban muy entusiasmadas porque su festividad favorita era la Navidad, les encanta, Lorena escribió su carta dirigida al niño Dios el primero de noviembre, mientras Luisa ya estaba bailando los villancicos y Lara se notaba más risueña de lo normal.

Mientras esperaban que fueran las 11 se la gozaron, bailaron con sus primos, tíos, abuelos y sus papás. Lorena le recordó a su abuelo la tradición familiar, aquella historia que el siempre narra antes de las 12. Cuando el abuelo terminó, las tres hermanas se quedaron dormidas y sus papas las llevaron a la cama. Todas durmieron muy bien, Lorena soñaba con el niño Dios contándole a Santa que se había portado bien durante todo el año, Luisa esperaba que le trajeran el bafle para escuchar y bailar su música favorita y Lara supongo que soñó con el chupete que incorpora fruta. Al otro día, se despertaron con el primer rayo de sol, bajaron las escaleras y se sorprendieron al ver tantos regalos bajo el árbol. Las chicas recibieron lo que querían y estaban muy felices, habían pasado una navidad en familia.

Y tú, ¿cómo celebras la navidad en casa?

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad