martes 31 de agosto de 2021 - 10:00 AM

Michael Rojas, en el podio de las futuras estrellas del ciclismo

Cuando Michael entró al mundo del ciclismo lo hizo como ganador. Tenía siete años y competía con una vieja bicicleta montañera prestada. Ese día, hace cinco años, Bucaramanga descubrió un nuevo talento.
Escuchar este artículo

Cuando Michael entró al mundo del ciclismo lo hizo como ganador. Tenía siete años y competía con una vieja bicicleta montañera prestada. Fue en el Estadio Alfonso López, y recuerda que no fue fácil ganar. Era un intercolegiado y sus competidores dieron la batalla hasta el final.

“Tenía que darle dos vueltas al estadio. Me escapé en la primera y mantuve la fuerza para dar las dos vueltas solo. En ese momento no tenía velocímetro, no supe cuanto tiempo tardé en llegar a la meta. Solo sé que gané”.

Ese día, hace cinco años, Bucaramanga descubrió un nuevo talento. Así fue como conocieron a Michael Rojas, porque hasta ese momento no entraba en ningún lugar.

“Me sentí muy alegre porque vi la cara de alegría de papá. Desde ese momento supe que quería ganar. Por eso me esfuerzo mucho en los entrenamientos, para darle orgullo a él”.

Michael Rojas, en el podio de las futuras estrellas del ciclismo

Después de eso vinieron más y más triunfos. Siguió ganando competencias, una tras otra. En 2019, en Cimitarra, quedó campeón. Luego en Tunja, donde con su talento movió el corazón de unos empresarios que le regalaron su primera bicicleta profesional.

La última competencia fue en Neiva, a principios de agosto. Allí quedó sexto entre 48 competidores. Sin embargo, ese no fue el triunfo que se trajo. “Allá hice muchos amigos, muchas personas que aprecian mi talento y con sus palabras me motivan a seguir adelante”. De allí llegó con la convicción de que tiene un puesto merecido, y prometedor, en el podio de las futuras estrellas del ciclismo.

“Este es un deporte muy bonito y si pueden empezar desde ya, en este o el que más les apasione, llegarán a la vida adulta con un amor innato por el deporte”.

La vida de un campeón

Los lunes y miércoles entrena con Jorge Duarte, del InderSantander en el Estadio Alfonso López. En su club, Hormigueros, Óscar Suárez guía su entrenamiento en el Velódromo Alfonso Flórez

Ortiz, los martes, jueves y sábados. “Gracias a Dios he tenido el apoyo de muchas personas que notan que tengo potencial y deciden ayudarme a pulirlo”.

Su padre, Gonzalo, desde el principio ha creído en su talento. Aunque siempre ha sido conocedor del mundo del deporte, ha aprendido sobre la marcha con Michael. En ocasiones se desplazan, él caminando y Michael bicicleta, desde su hogar en el norte de la ciudad hasta alguno de sus lugares entrenamiento. Dejar de ir o estar fuera de las competencias no es una opción. “Mi

papá me ha apoyado mucho, así no haya dinero, porque hemos tenido épocas muy difíciles, lo primero es mi pasión y hago todo el esfuerzo posible”.

“Entrenaré y estaré listo para enfrentar el Tour de Francia, o cualquier carrera que venga. Daré siempre lo mejor de mí”

Al final, después de cada pedalazo, se queda con la satisfacción de subirse al podio. “No lo puedo describir - señala exaltado y con un brillo en sus ojos - Se siente una alegría inmensa y solo pienso en que quisiera quedar de campeón en todas”.

Y si algo agradece, es que a pesar de su situación económica, siempre aparece alguien a

apadrinar su talento. Empresarios, directivos del Canal TRO y la Gobernación de Santander le han brindado apoyo a Michael. Bicicletas, uniformes, viajes y otras necesidades que surgen en los entrenamientos, en ocasiones han sido cubiertas por ellos. El InderSantander, por su parte, puso a su disposición un entrenador para seguir cultivando este joven talento.

$!Michael Rojas, en el podio de las futuras estrellas del ciclismo

“No hay competidor débil”

“Lo más difícil es cuando te enfrentas a competidores que te dan duro también, a dejarte. Como saben que soy campeón entonces le meten toda la fuerza para dejarme atrás, por eso tengo que entrenarme fuerte, porque es un deporte muy riesgoso y las competencias son difíciles”. No hay competidor débil, afirma. Para competir con cuerpo y alma, siempre al iniciar una carrera piensa, reafirmando su entera humildad, que no será fácil.

Aún puede contar sus caídas. En estos cinco años ha tenido tres, pero seguro habrá un momento en el que pierda la cuenta “porque sé que no todos los momentos serán buenos, y que si pienso estar en tantas competencias a lo largo de mi vida, vendrán tropiezos, caídas, pero con trabajo duro, también muchos triunfos”.

Michael Rojas, en el podio de las futuras estrellas del ciclismo

“Recuerdo que en una competencia en La Cumbre iba liderando y me caí. El golpe me dolió, pero lloré porque no pude seguir compitiendo. Me levantaron las palabras de un señor: no llores que tú ya vas para las grandes”.

Michael Rojas tiene claro que será un profesional en el mundo del ciclismo. Rigoberto Urán, Nairo Quintana, Egan Bernal, Richard Carapaz, Primoz Roglic son su referentes, su ejemplo a seguir. “Para ser el primero, lo que tengo que hacer es pedirle a papito Dios que me bendiga donde quiera que me encuentre. Lo siguiente es seguir entrenando fuerte”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Fernanda Sandoval

Periodista egresada de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Miembro de Vanguardia desde 2020. Actualmente soy reportera de las secciones de Tecnología, Entretenimiento y Cultura, y apoyo en la elaboración de contenido digitales e impresos. Lidero el proyecto Vanguardia Kids, una plataforma multicanal en la que los niños de 8 a 14 años son los encargados de contar historias.

@fernandasans

msandoval@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad