miércoles 28 de julio de 2021 - 10:00 AM

Nadie puede pasar tus límites: ¡no es no!

Tienes derecho a expresarte y a rechazar lo que no quieres. Aquí te enseñamos más sobre eso, pero es importante que hables del tema con tus personas de confianza y preguntes sobre todo lo que tienes dudas.
Escuchar este artículo

Todas las personas tenemos un espacio personal dentro del que nos sentimos cómodos y seguros y en donde la presencia de otros puede ser amenazante. Todos tenemos partes del cuerpo que son privadas y otras que son públicas.

Tú debes aprender a reconocer tu espacio personal y prohibir acercamientos con los que no te sientas cómodo. Tienes derecho a expresarte y a rechazar lo que no quieres. Aquí te enseñamos más sobre eso, pero es importante que hables del tema con tus personas de confianza y preguntes sobre todo lo que tienes dudas.

¿Cómo identificar mi espacio privado y público?

Las partes públicas son las zonas del cuerpo que todas las personas pueden ver, y si tú quieres les puedes dar permiso de tocar.

Las partes privadas son las que solamente tú puedes tocar, por ejemplo, los órganos reproductivos, aquellos que te ayudan a identificar si eres niño o niña. Estos no solo son una parte del cuerpo, son un conjunto de órganos relacionados con la reproducción sexual, pues cuando creces, funcionan para crear un bebé.

¡NADIE!, ¡NADIE!, ¡NADIE!, puede tocar las partes privadas de tu cuerpo señaladas, y con las partes públicas debes tener cuidado.

Además, debemos tener muy claro que hay que respetar el cuerpo de los demás. Todos somos muy valiosos y por lo tanto, merecemos respeto.

Tengo en quién confiar

Todos merecemos que nos crean lo que decimos, pero a veces los nervios nos pueden cegar y no nos dejan ver claramente quienes son esas personas que nos apoyan sin importar cuál es la situación. Así que para ayudarnos, tendremos una lista con los nombres de las personas en las que sabemos que podemos confiar y decirles lo que sea sabiendo que nos van a creer.

Contar con alguien siempre nos ayuda a realizar las cosas con mejor ánimo y de mejor manera, por eso es importante que identifiques al menos tres personas en las que puedes dar información y pedir ayuda en caso de malestar emocional. No tengas miedo de decir no a las personas o a las caricias que no has pedido.

Si te sientes preocupado, asustado o inseguro puedes acudir a ellos y contarles lo que sientes y porqué.

Una de las cosas más importantes es aprender a decir NO. Pero ¡no grande!

Aquí te dejamos un cuento para que conozcas más de esto:

El no pequeño está sentado en un banco del parque comiendo chocolate. Es muy pequeño, diminuto y muy calladito.

Entonces se acerca una mujer gorda y grande: ¿Puedo sentarme contigo? El no pequeño susurra muy bajito: “no, prefiero estar solo”. La señora grande no lo escucha y se sienta.

Después se acerca un niño: ¿Me das tu chocolate?, pero el pequeño no susurra otra vez: “no”, él tampoco lo escucha y le quita el chocolate.

Entonces pasa un señor que el pequeño no ya había visto muchas veces en el parque y dice: “Hola, pequeño, pareces simpático, ¿puedo darte un beso? El señor tampoco parece entender y se acerca a él para darle un beso.

El pequeño no pierde la paciencia. Se pone de pie, se estira bien y grita: “¡NOOOOO!, ¡NO, NO, otra vez NO!. No quiero sentarme con nadie, me quiero comer mi chocolate y no quiero que me den besos. Déjenme en paz ahora mismo”.

La mujer, el niño y el señor se ponen rojos como tomates y siguen su camino.

¿Quién está ahora sentado en el banco?: NO, no uno pequeño sino uno grande. Es grande, fuerte y claro. “Así que de eso se trata. Si siempre se dice: no, en voz baja y con timidez, la gente no lo oye. Hay que decir: “NO” con voz alta y Clara”.

Recuerda que cuentas con nosotros para protegerte de cualquier abuso. Todos merecemos ser felices, tener un espacio donde nos sintamos seguros, protegidos y todos merecemos estar rodeados de gente que nos cuide y nos ame.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad