jueves 22 de abril de 2021 - 12:00 AM

Saludable no es sinónimo de aburrido, aquí te dejamos algunas opciones

¡Comer saludable, variado y rico, es posible! Si piensas que comer sano es sinónimo de aburrimiento y monotonía, déjanos ayudarte a cambiar de opinión.
Escuchar este artículo

Seguramente cuando te hablan de comida sana y saludable te imaginas un plato verde aburrido, triste y poco provocativo. Pero hay miles de recetas en internet que incluyen ingredientes ricos y bajos en calorías, que pueden reemplazar los alimentos que no deberíamos comer tan seguido.

Las hamburguesas, los perritos calientes, las papas fritas, la pizza, las donas, los paquetes, las golosinas, los helados, y miles de productos más, que son deliciosos y los favoritos de muchos de nosotros, no deben ser los villanos de esta historia. Si bien comerlos todos los días, o muy seguido, te pueden llevar a sufrir enfermedades, también es válido que te des ‘un gustito’. Sin embargo, aquí tenemos una idea mejor.

¡Estos mismos platos puedes hacerlos en casa!, la misma pizza, la misma hamburguesa de franquicia que tanto nos gusta y los mismos perritos calientes, puedes prepararlos en familia y con receta mucho más especial. Con menos grasas, diseñada exclusivamente a tu gusto y cuidando cada detalle a la hora de cocinar. ¿Excelente no? Recuerda que el propósito final es que cuides tu salud.

Si te cuidas podrás comer estos alimentos de vez en cuando. No olvides que todo en exceso es malo.

¿Qué alimentos tienen azúcares ocultos?

- En 100 gramos de Ketchup puede haber más de 20 gramos de azúcar.

- En un vaso de leche con cacao en polvo, cada gramos contiene 14 gramos de azúcar.

- Un ‘cupcake’ de chocolate tiene hasta un 57 % de hidratos de Carbono, de los cuales 19 gramos son de azúcar.

¿Dónde más encontramos azúcares?

- Salsas y aderezos

- Snacks y galletas saladas o endulzadas.

- Productos “light” o “0%”: contienen mucho azúcar para mejorar su sabor.

- Embutidos.

- Chocolates sin grasa.

- Pan de molde.

- Sopas y purés.

- Cereales industriales de caja, aunque no sean azucaradas.

¿Sabías qué?
Los problemas relacionados con el estilo de vida: realizar poca actividad física o consumir alimentos y bebidas con muchas calorías, son situaciones que te pueden llevar a sufrir de obesidad infantil. Los factores genéticos y hormonales también pueden influir.
Una de las mejores estrategias para reducir la obesidad infantil es estar muy pendiente de tu alimentación, ¿no comerías algo que le haga daño a tu cuerpo, o sí? Reduce estos riesgos y mejora las jornadas de actividad física. Recuerda que saltar la cuerda y bailar te ayudan a divertirte mientras te cuidas.

Aquí te dejamos algunas alternativas saludables:

Bebidas artificiales

Cámbialas por: Limonada, naranjada con agua mineral, agua de frutas con manzana o piña.

Frituras

Cámbialas por: Chips de papas al horno, frutos secos, palitos de apio con mantequilla de maní.

‘Snacks’

Cámbialas por: Comenta con tus padres en casa que en vez de freír los alimentos, los horneen. Estarán consumiendo algo más saludable e igual de crocante y delicioso.

Golosinas

Cámbialas por: Galletas de avena hechas en casa, galletas de zanahoria, brochetas de frutas.

Hamburguesas

Cámbialas por: Hamburguesas con pan integral, tomate y lechuga, pizzas caseras, tortillas de maíz con abundante verdura y trozos de pollo, salchichas y papitas al horno, ‘nuggets’ de pollo caseros.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad