miércoles, 06 julio 2022
lunes 23 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Conductor fue asesinado en la vía Cúcuta - Santa Marta

Ayer familiares viajaron hasta la zona para conocer más detalles de lo ocurrido y reclamar el cuerpo para traerlo a Bucaramanga, su tierra natal.

Un aparente robo habría sido la causa por la que ayer en la mañana le habrían arrebatado la vida Misael Delgado Niño, de 35 años. Él cubría la ruta Cúcuta - Santa Marta a bordo de una tractomula. Al parecer, habría descargado carbón y maíz.

Era oriundo de Bucaramanga y residía en el barrio Morrorrico, donde era muy reconocido por la comunidad. ‘Chatarrita’, como le decían de cariño, se caracterizaba por su buen humor y su sencillez. “Era recochero y muy amigable. Se daba a querer muy fácilmente de sus conocidos. A él lo conocía mucha gente”, manifestó un familiar, quien asegura que todos sus seres queridos aún no se recuperan del impacto que les causó la noticia, pues hasta ayer se desconocían los detalles de lo que había pasado.

Misael fue hallado dentro de la cabina del vehículo sin vida. Las manchas de sangre en su cuerpo evidenciaban que se habría tratado de un hecho violento.

Las versiones de algunos compañeros apuntarían a que ‘Chatarrita’ fue visto a las 7:00 de la mañana con un hombre del que se desconoce su identidad.

Al parecer, ese mismo sujeto habría sido visto en la carretera pidiendo ‘aventón’. Según otros conductores, llevaba puesto un chaleco de una empresa de aseo y esto, quizá, le habría generado confianza a Misael. Lo que pasó adentro de la cabina, solo ellos dos lo saben, porque Misael fue hallado sin vida por otros conductores que se detuvieron a mirar por qué la tractomula estaba orillada y con las puertas abiertas. Tendría heridas ocasionadas con arma blanca.

De inmediato reportaron el hecho y al lugar llegó una ambulancia y los paramédicos confirmaron que ‘Chatarrita’ no tenía signos vitales.

Los hechos ocurrieron en el sector La Gaitana de la vereda San José en la vía que comunica a los municipios de Sardinata y Ocaña, Norte de Santander.

Según se pudo conocer, metros más adelante, a una orilla de la vía, se encontró el chaleco que llevaba aquel sujeto. También estaba manchado de sangre.

Lea también: Condenan a hombre que intentó asesinar a su pareja

Se fue sin cumplir su sueño

Misael soñaba con comprar su propia mula para continuar trabajando y recorriendo las ciudades de Colombia. Desde muy niño demostró su gusto por esos vehículo grandes. Amaba las mulas.

“Era un hombre con principios, le gustaba ayudar a la familia y a los amigos. Le gustaba salir de paseos. Siempre fue amable , cariñoso, respetuoso y responsable”, dijo un allegado.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también