miércoles 12 de enero de 2022 - 7:58 AM

15 datos que no sabía de Kate Middleton, la futura reina de Inglaterra

Kate Middleton, esposa del príncipe William, duque de Cambridge, segundo en la línea de sucesión al Trono Británico, con su estilo impecable, sus interesantes gustos y su historia de amor con el príncipe William es, a sus 40 años recién cumplidos, un ícono actual de la realeza.

Su impacto tras cada aparición pública tiene nombre, el Efecto Kate. Los británicos la comparan con Diana de Gales, atleta, filántropa, fotógrafa, y se lleva bien con todos. Su vida en datos.

Sus padres, emprendedores

Catherine Elizabeth Middleton nació el 9 de enero de 1982 en Reading, Berkshire. Hija de Carole Elizabeth Goldsmith, azafata, y Michael Francis Middleton, despachador de vuelos, que en 1987 crearon la empresa Party Pieces.

Buena hermana

Sus hermanos son Pippa y James, de 31 años. Con ambos se lleva bien y los apoya, incluso al mayor que no tiene suerte en los negocios.

Su legado noble

Tiene ascendencia francesa y escocesa y su bisabuela, por parte de padre, fue la heredera Olive Middleton, de la familia Lupton de Beechwood, que contribuyó a la vida política del Reino Unido, en educación, vivienda y salud.

Fotos por su cumpleaños

La duquesa cumplió 40 años el pasado 9 de enero y Paolo Roversi retrató sus mejores planos como preámbulo de la exposición de la National Portrait Gallery de Londres, que se realizará el 2023 en Berkshire, St Andrews y Anglesey.

Lea: La UE debate tensión con Rusia; Kremlin dialoga con EE.UU. y Otan

Su inspiración

Diana de Gales ha inspirado a la duquesa no solo en la moda, también en sus gustos sencillos, su cercanía con la gente y su empeño por educar a sus hijos y darles todo el tiempo posible.

Estilo

Muchos la comparan con Lady Di, por inspirarse en sus looks, Kate ha creado un estilo y es fiel a sus diseñadores preferidos: Alexander McQueen, Catherine Walker y Jenny Packham

Muchos la comparan con Lady Di, por inspirarse en sus looks, Kate ha creado un estilo y es fiel a sus diseñadores preferidos: Alexander McQueen, Catherine Walker y Jenny Packham.

Fotógrafa

Fanática de la fotografía, hizo la publicidad visual para la empresa de sus padres. Creó Hold Still con la National Portrait Gallery de Londres, para captar las esperanzas y temores de británicos.

Sencilla y recursiva

Le encanta pasearse en las bicicletas de alquiler londinense. Comparte su ropa con su familia. Repite prendas varias veces y le pasó ese hábito a sus hijos.

Trabajadora

​Al terminar secundaria se tomó un año sabático; hizo voluntariados en Perú, Kenia y en la Patagonia chilena. Es licenciada en Historia del Arte de la Universidad Saint Andrew´s (Escocia) donde conoció en una fiesta al Príncipe. Fue mesera y asistente de compras en Jigsaw.

Campaña contra el bullying

Le preocupa la salud mental de los niños y está vinculada a organizaciones que dan apoyo a los que sufren bullying, han vivido una ruptura o sufren violencia intrafamiliar. También ha donado su cabello para apoyar a niños con cáncer.

La música y los cuentos

Según Marcia Moddy, y su libro ‘La historia de una princesa (Ed. Aguilar)’ sobre Kate Middleton, ella desde niña aprendió a tocar la flauta, sabía cantar y pertenecía a la orquesta de cámara de su escuela. Hoy en día ama los cuentos infantiles.

Gran atleta

Destacada atleta, practica tenis, yoga, voleibol, baloncesto, hockey, remo, esquí, tenis, y no cabalga porque es alérgica a los caballos.

​Detallista

Experta en las manualidades, la cocina y la jardinería con sus obsequios hechos en casa, acierta, como cuando le hizo a Isabel II un chutney casero siguiendo la receta de su abuela. Se lleva muy bien con la reina Isabel II, con Carlos y con Harry que la considera su hermana.

Ícono fashion

Se cambia de atuendo hasta seis veces al día. Su perfume es Jo Malone Orange Blossom. La asesoran la estilista Natasha Archer y la editora de moda Virginia Chadwyck-Healy. Ama los sastres de Sarah Burton para Alexander McQueen y los encajes de Erdem.

“Squeak” y “Big Willie”

De niña era reconocida por su voz aguda, por lo que la llamaban “Squeak” (Chillido). Ella llama al príncipe William: “Big Willie”, de cariño. Es un año mayor que su esposo. Al casarse a los 29 años, fue la novia de más edad en la historia de la realeza inglesa.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad