martes 28 de noviembre de 2023 - 2:43 PM

30 colombianos fueron expulsados de Panamá por condición migratoria

Deportación y expulsión, estas son consideradas las medidas más severas según la ley migratoria panameña y se traducen en un vuelo charter que devuelve a los individuos a su país de origen.
Compartir

En una respuesta firme a la creciente presión migratoria, las autoridades de Panamá han aplicado medidas de deportación y expulsión a un grupo de 30 colombianos este martes, marcando un intento decidido de controlar el flujo migratorio irregular que proviene de Colombia.

La mayoría de las personas afectadas, 27 en total, han sido sujetas a la medida de deportación, lo que implica que no podrán regresar a Panamá en los próximos 10 años. Por otro lado, tres individuos que ya habían cumplido condena en Panamá por delitos relacionados con drogas y homicidios enfrentan la disposición de expulsión, que prohíbe su regreso a territorio panameño.

El Servicio Nacional de Migración (SNM) aseguró que todas las personas sometidas a estas medidas fueron sometidas al debido proceso, respetando las leyes nacionales. A pesar de ser detectadas en el flujo migratorio irregular, el SNM afirmó que ninguna mantenía un perfil humanitario, lo que justificó la aplicación de las medidas más rigurosas.

También: Unión Europea refuerza alianza con Colombia para combatir tráfico de migrantes

La crisis migratoria en la región ha alcanzado cifras significativas, con más de 465,000 personas cruzando la peligrosa selva del Darién en lo que va de 2023, un 87% más que en todo el año anterior. Este aumento ha llevado a las autoridades panameñas a fortalecer las medidas de control y seguridad en un esfuerzo por abordar los desafíos planteados por el flujo migratorio.

Las estaciones de recepción en la provincia panameña de Darién han sido fundamentales en este proceso, proporcionando atención sanitaria y alimentación a los migrantes, así como recopilando datos biométricos. Este enfoque único en la región, aunque costoso, busca hacer que la migración sea más segura y proteger a las personas vulnerables de posibles amenazas criminales.

Isabel Saravia, subdirectora panameña de Migración, enfatizó la importancia de la biometría en áreas de difícil acceso para verificar antecedentes y vínculos. Subrayó la necesidad de un enfoque holístico, equilibrando la seguridad con un enfoque humanitario, protegiendo tanto a los nacionales como a los extranjeros en la región.

Le puede interesar: Los millonarios de Latinoamérica hacen sus maletas: estos son los países que escogen para vivir

La funcionaria señaló que, además de casos de migración irregular, se han detectado personas con antecedentes de pedofilia y terrorismo, lo que destaca la complejidad del desafío que enfrenta Panamá. Mientras el país busca abordar esta problemática de manera integral, se mantiene el compromiso de proteger a los grupos vulnerables y garantizar la seguridad en la región.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad