lunes 06 de abril de 2009 - 7:11 PM

Al menos cien muertos tras el terremoto que azotó el centro de Italia

Al menos cien personas han muerto y más de 1.500 han resultado heridas tras el terremoto de 5,8 grados de magnitud en la escala de Richter que azotó la pasada madrugada la región italiana de Los Abruzos (centro del país), confirmaron hoy a Efe fuentes del Gobierno regional.

Según estas mismas fuentes, aún no se tiene una cifra precisa, pero se sabe que las víctimas del terremoto ya alcanzan las cien y se espera que las cifras sigan subiendo en las próximas horas al rescatar poco a poco los cuerpos de entre los escombros.

"Seguramente serán más de cien porque hay muchos desaparecidos", refirieron las fuentes a Efe, quienes precisaron que en unos minutos las autoridades de la región de los Abruzos ofrecerán una rueda de prensa con más detalles sobre esta tragedia.

Por el momento, los medios de comunicación locales hablan de al menos cien mil personas evacuadas de sus hogares tras el seísmo registrado en torno a las 03.30 hora local (01.30 GMT) y que ha tenido réplicas menores durante toda la mañana.

Ante esas réplicas, los vecinos de la localidad de L'Aquila, capital de Los Abruzos y una de las más afectadas, han acudido a espacios abiertos de la localidad para encontrar refugio en espera de que cesasen los movimientos telúricos.

El terremoto de esta madrugada pudo sentirse en gran parte del centro sur de Italia, desde la región de Elimia Romagna y hasta Nápoles.

Las primeras estimaciones que recogen los medios de comunicación locales hablan de entre 10 y 15 mil edificios dañados por el temblor, y entre ellos también hay edificios nuevos, con fachadas derruidas en parte.

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, se desplazó en helicóptero esta mañana para sobrevolar la zona afectada y posteriormente ofreció una rueda de prensa en la que describió el estado de destrucción en el que se había visto sumido el centro del país.

Berlusconi, quien convocó un Consejo de Ministros extraordinario para las 17.00 GMT de hoy, ha declarado el estado de emergencia en el país, movilizando, entre otros, al ejército y los "Carabinieri" (Policía militarizada).

El primer ministro italiano quiso aclarar que todos los lugares afectados de la región de Los Abruzos disponen ya de equipos de emergencias que trabajan para ayudar a los afectados.

"Lo que puedo garantizar, después de haber sobrevolado la zona en helicóptero, es que no hay ningún punto afectado donde no hayan medios de socorro. No se ha dejado a nadie solo y esto es fundamental, la primera emergencia es sacar fuera a quien se ha quedado bajo los escombros", dijo Berlusconi.

El presidente del Gobierno italiano quiso además salir al paso de algunas voces críticas que apuntaban a la posibilidad de que la tragedia, cuya magnitud se intuye por las imágenes que llegan a los medios de comunicación con barrios totalmente reducidos a escombros, podría haberse evitado, ya que en las últimas semanas se han registrado movimientos sísmicos menores.

"No existen datos científicos para prevenir los terremotos", sentenció Berlusconi, quien explicó que ya se ha producido una reunión de la comisión italiana de Grandes Riesgos de la que forman partes los mayores expertos de ingeniería sísmica del país para "resolver la situación y pensar en cómo prevenir" que se produzca otra.

Berlusconi, comentó que ha recibido sendas llamadas telefónicas de los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Rusia, Dimitri Medvédev, para expresar su solidaridad con los afectados por el terremoto.  Ha convocado un Consejo de Ministros extraordinario para las 17.00 GMT de hoy y ha declarado el estado de emergencia en el país, movilizando, entre otros, al ejército y los "Carabinieri" (Policía militarizada).

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad