lunes 05 de enero de 2009 - 8:59 PM

Al menos trece muertos a causa de tormenta en el este de Sudáfrica

Al menos trece personas murieron durante una violenta tormenta que azotó este fin de semana varias zonas de la provincia de Kwazulu-Natal, en el este de Sudáfrica, confirmaron hoy las autoridades sudafricanas.

Cuatro de las víctimas murieron cuando el automóvil en el que se dirigían a una boda fue arrastrado por las aguas en el área del río Kwamashu, cerca de Durban, principal ciudad de la provincia en la costa del Índico, señalaron portavoces del gobierno local.

Una quinta persona, un hombre de 60 años, fue arrastrado también por la riada, que destruyó parte de la carretera por la que la víctima caminaba y cuyo cadáver fue encontrado horas después a varios kilómetros de distancia a orillas del río, según las fuentes

Tras una inspección del área siniestrada el domingo a la noche, las autoridades habían indicado que el número de muertos se elevaba a ocho, mientras que los desplazados por el vendaval sumaban más de 2.000.

Entre las víctimas contabilizadas inicialmente, se encontraban los cuatro miembros de una familia, cuya vivienda en la localidad rural de Ndwedwe fue alcanzada por un rayo.

También a causa de un rayo, murió un hombre que caminaba por el campo en la zona de KwaKhulusi, mientras que en Pietermaritzburg, la capital provincial, un joven resultó muerto al caer a una alcantarilla destapada, la cual probablemente no vio debido a la intensidad de la lluvia.

La tormenta, que afectó a toda el área al este de las montañas Drakensberg, ha sido descrita como la peor en muchas décadas por las autoridades, que añaden que los daños materiales son cuantiosos debido a que los vientos huracanados destruyeron viviendas, cosechas y arrancaron de cuajo árboles y columnas del alumbrado público.

Sólo en el área de Inchanga, más de un millar de viviendas quedaron destruidas por el vendaval, según un comunicado de la gobernación de Kwazulu-Natal, que ha establecido campamentos con tiendas de campaña para acoger a los damnificados, que también están recibiendo alimentos y atención médica de emergencia.

La región de África meridional se encuentra en plena temporada de lluvias estivales, que, usualmente, se prolongan hasta finales de marzo, y las autoridades sudafricanas han hecho las previsiones necesarias en anticipación de un brote de cólera debido a que el vecino Zimbabue se encuentra en medio de una epidemia de la enfermedad que ha causado ya más de 1.600 muertos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad