Publicidad

Mundo
Martes 06 de febrero de 2024 - 12:00 PM

Alaska Airlines omitió alertas de seguridad de vuelo que estuvo en emergencia con 117 pasajeros

La aeronave no podía hacer vuelos sobre el mar y por el contrario sus trayectos eran cortos La evaluación arrojó que le faltaban cuatro tornillos esenciales

Compartir
Imprimir
Comentarios
Foto tomada de redes sociales/Vanguardia.
Foto tomada de redes sociales/Vanguardia.

Compartir

Foto tomada de redes sociales/Vanguardia.

El misterio detrás de los problemas en pleno vuelo del avión Boeing 737 Max 9 de Alaska Airlines, que llevó a un aterrizaje de emergencia en enero, ha tomado un giro sorprendente según revela un informe preliminar de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) publicado el martes. Parece que la causa subyacente fue más que una simple falla mecánica: ¡el avión carecía de cuatro tornillos esenciales!

El informe detalla que la aeronave, con 117 pasajeros a bordo, operando a una altitud de aproximadamente 4.876 metros, sufrió el desprendimiento de un panel crucial que, en circunstancias normales, albergaría salidas de emergencia. Lo que llevó a un aterrizaje de emergencia, sin heridos de gravedad ni fallecidos, por fortuna. La razón detrás de este fallo asombroso: cuatro tornillos vitales no estaban en su lugar.

El avión no se estaba utilizando para vuelos a Hawai después de que una luz de aviso que podría haber indicado un problema de presurización se encendiera en tres vuelos distintos. Alaska Airlines decidió no emplear la aeronave en vuelos largos sobre el agua para que el avión “pudiera regresar muy deprisa a un aeropuerto” si la luz de aviso volvía a encenderse, indicó la presidenta de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos, Jennifer Homendy.

La investigación revela que estos tornillos, aparentemente, no fueron instalados durante la fabricación del avión en la planta de Boeing en Renton, estado de Washington. La ausencia de estos elementos cruciales plantea interrogantes sobre los procedimientos de control de calidad y seguridad en la fabricación de aeronaves.

Aunque el informe no especifica quién retiró los tornillos ni quién fue responsable de reemplazarlos, la gravedad de la situación es evidente en una fotografía proporcionada por la NTSB, que muestra claramente la falta de tres de los cuatro tornillos, con el espacio correspondiente al cuarto cubierto.

El incidente llevó a la Administración Federal de Aviación (FAA) a emitir una orden de inmovilización para todos los Boeing 737, lo que agrega más presión a la ya afectada reputación de Boeing. La compañía ha enfrentado dificultades durante los últimos cinco años, primero debido a los problemas con los 737 Max y luego debido a la crisis económica inducida por la pandemia. Este nuevo revés resalta la necesidad crítica de una supervisión rigurosa y una seguridad sin compromisos en la industria aeronáutica./EFE.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por K.M.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad