martes 15 de septiembre de 2020 - 11:33 AM

Alemania recibirá 1.553 refugiados procedentes de Grecia; ya llegaron 109 menores

Las ofertas de ayuda han sido múltiples a Grecia. Varios países, entre ellos Alemania, Francia, Suiza, Holanda y Austria, se han comprometido a enviar artículos de primera necesidad, como carpas, mantas y productos de higiene personal al campo de refugiados de Lesbos.
Escuchar este artículo

Alemania recibirá 1.553 refugiados procedentes de Grecia, tras el acuerdo al respecto logrado este martes entre la canciller del país, Angela Merkel, y el ministro germano de Interior, Horst Seehofer.

El titular de Finanzas y vicecanciller alemán, Olaf Scholz, hizo este anuncio después de que llegarán a Alemania 109 menores procedentes del campo de refugiados de Moria, en la isla griega de Lesbos, y que recientemente sufrió un devastador incendio.

Los 1.553 refugiados que se sumarán a estos 109 menores son miembros de 408 familias con niños.

Se trata de un segundo paso en la acogida de refugiados procedentes de Grecia, después de que Seehofer dijese el viernes pasado que Alemania estaba dispuesta a recibir a 150 menores no acompañados de un total de 400 que deberán repartirse entre distintos países europeos.

También le puede interesar: Quien siembra odio, cosecha violencia

En una tercera fase se podría acoger más refugiados, si se llega a acuerdos al respecto con otros Estados europeos.

En total se calcula que Alemania recibirá a 2.750 personas procedentes de las islas griegas.

El pasado 11 de septiembre, el Gobierno griego empezó a erigir un nuevo campo para albergar temporalmente a parte de los 12.000 refugiados que se han quedado sin techo tras el incendio, en la madrugada del pasado 9 de agosto, del de Moria, en la isla de Lesbos, y que para muchos de ellos tan solo supone la prolongación de un infierno que llevan sufriendo años.

$!Alemania recibirá 1.553 refugiados procedentes de Grecia; ya llegaron 109 menores

La noticia de que ese iba a ser el alojamiento temporal para muchos cayó como un jarro de agua fría entre las miles de personas que llevan varios días viviendo en la carretera que rodea el devastado campo.

Nada mas enterarse de que se estaba organizando un nuevo campo miles de migrantes organizaron una manifestación, y armados de botellas de plástico vacías y pancartas improvisadas con cartones se reunieron ante el cordón policial que mantiene cercada toda la zona en la que se está erigiendo el nuevo campo.

“Queremos irnos, déjennos en libertad”, gritaban.

Lea además: Grecia erige Moria II, para muchos refugiados la prolongación del infierno

En las imágenes facilitadas por los medios locales se podía ver cómo muchos improvisaban una cacerolada con botellines de agua vacíos o mostraban pancartas confeccionadas con cartones recuperados de la basura en los que se podía leer frases como “No queremos comida sino salir de la isla”.

Un padre que llevaba a su pequeña hija sobre las espaldas llevaba una de estas pancarta que decía: “Llevamos aquí dos años, queremos marcharnos”.

A pesar de que el ministro griego de Migración, Notis Mitarakis, dejó bien claro desde ayer que los migrantes debían “olvidarse” de la idea de ser trasladados al continente, en Moria siempre ha existido la esperanza de salir de ese infierno.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad