sábado 08 de noviembre de 2008 - 10:10 PM

Antinucleares protestan con manifestaciones y bloqueos convoy de residuos

Más de 10.000 manifestantes protestaron hoy en Danneberg (norte de Alemania) contra el transporte de residuos nucleares al vecino cementerio de Gorleben, mientras grupos de activistas obstaculizaron con bloqueos y sentadas el paso del convoy atómico hasta ese depósito.

Jóvenes antinucleares, vecinos de la región y campesinos marcharon flanqueados por centenares de tractores contra el convoy de los residuos, que partió ayer de la planta de reprocesamiento de La Hague (Francia).

La policía actuó con contundencia para disolver una primera acción de bloqueo en una carretera nacional ya a primera hora de la mañana del sábado, a lo que siguieron otras sentadas.

El tren tuvo que permanecer parado varias horas, aún en territorio francés, mientras los agentes despejaron las vías, donde se habían encadenado varios activistas para obstaculizar el transporte.

El convoy está formado por once vagones y transporta 17 toneladas de residuos.

Los bloqueos de vías se centraron en las inmediaciones de la ciudad de Wörth, primera estación alemana del convoy, a unos 1.000 kilómetros de su destino en el norte del país.

El último tramo, unos veinte kilómetros, entre la ciudad de Dannenberg y el cementerio, será el más complejo, puesto que los contenedores deberán ser trasladados del tren a un convoy de camiones para completar el trayecto por carretera.

Se trata del primer transporte desde hace dos años y la policía preparó un dispositivo de 16.000 agentes para proteger el convoy.

Desde la tarde del viernes habían ido llegando a Dannenberg manifestantes convocados por organizaciones antinucleares y el partido Los Verdes, decididos a mantener sus protestas hasta la llegada del convoy, probablemente mañana.

En el pasado, estos transportes iban acompañadas de grandes manifestaciones del colectivo antinuclear que en ocasiones generaron batallas campales contra la policía.

Con la llegada al poder del canciller Gerhard Schröder, en 1999, las protestas cedieron ya que su gobierno socialdemócrata-verde aprobó el plan gradual de abandono de la energía nuclear.

Ahora, el movimiento antinuclear se ha revitalizado, ante el propósito de la canciller Angela Merkel de revisar el calendario previsto para el cierre de las plantas atómicas.

El cementerio de Gorleben fue construido en 1983 para acoger provisionalmente residuos de las plantas nucleares alemanas, a la espera de que se habilite un depósito definitivo, en algún emplazamiento aún no determinado.

Hasta ahora ha recibido once transportes de residuos, que quedan almacenados en una nave de 200 metros de largo por 40 de ancho.

El nuevo convoy está formado por contenedores del tipo TN-85, reforzados dado los altos niveles de radioactividad de las barillas de combustión, vitrificadas y herméticamente protegidas por una coraza de hasta cien toneladas de peso.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad