martes 22 de septiembre de 2009 - 10:00 AM

Arrancó juicio político en Francia contra Dominique de Villepin

Con el ex primer ministro Dominique de Villepin en el banquillo y el presidente francés, Nicolás Sarkozy, como acusación civil, comenzó en el Tribunal Correccional de París el juicio por uno de los mayores escándalos políticos en Francia.

Los jueces tratarán de aclarar quién y por qué se creó una lista falsa de personalidades, en la que figuraba el propio Sarkozy, con cuentas sospechosas en la entidad financiera luxemburguesa Clearstrem, nombre con el que fue bautizado el caso.    

La instrucción ha desvelado indicios que apuntan a que el ex primer ministro estaba al tanto de la existencia de dicha lista y, según la acusación, no hizo nada al respecto consciente del daño político que podía acarrear a su entonces rival para las presidenciales de 2007 y ahora presidente.

De ahí que De Villepin figure entre los cinco acusados en esta causa por 'complicidad en denuncia calumniosa, complicidad en el uso de documentos falsos, ocultación de robo y ocultación de abuso de confianza'.

Sin embargo, el ex primer ministro siempre mantuvo que es inocente y que todo esto responde a una maniobra de Sarkozy para desacreditarle.

síntesis
EL Clearstream


El ex jefe de gobierno, gran amigo de Ingrid Betancourt está acusado de una supuesta maquinación política que consistió en hacer llegar a la justicia una lista falsa de personalidades que tenían cuentas en un organismo financiero luxemburgués llamado Clearstream.
El caso se remonta a 2001, cuando se abrió una investigación por la venta a principios de los ‘90 de buques de guerra franceses a Taiwán.

A Villepin Lo acusan de

1. Complicidad en denuncia calumniosa
2. Complicidad en el uso de documentos falsos
3. Ocultación de robo
4. Ocultación de abuso de confianza

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad