sábado 19 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

'Avance sin precedentes y significativo' en cumbre de Copenhague

Los países reunidos en la cumbre de la ONU en Copenhague contra el cambio climático lograron un 'avance sin precedentes y significativo', anunció el presidente de EU, Barack Obama.

En declaraciones a la prensa, Obama expresó su satisfacción por el acuerdo conseguido tras más de doce horas de negociaciones en la capital danesa que culminaron con un encuentro entre EU, Brasil, India, China y Sudáfrica en el que se forjó el pacto.

Obama reconoció que será 'muy complicado' y 'llevará un tiempo' cerrar un tratado que sea legalmente vinculante, algo que requerirá 'más confianza' entre las partes.

El acuerdo logrado ayer, precisó, no será legalmente vinculante pero sí hará que los países fijen sus objetivos de recorte de emisiones de gases contaminantes.

El presidente estadounidense apuntó que en Copenhague las conversaciones se vieron perjudicadas por un 'punto muerto fundamental en las diferentes perspectivas'.

Acerca de por qué no ofreció propuestas más ambiciosas para tratar de romper ese punto muerto, Obama indicó que su Gobierno no quiere hacer promesas que no pueda cumplir y no puede 'de la noche a la mañana' alcanzar la independencia energética.


Recortes de emisiones

Según había indicado previamente un alto funcionario estadounidense que habló bajo la condición del anonimato, el pacto aporta un mecanismo para supervisar y verificar los recortes de emisiones en los países en desarrollo pero fija unos objetivos menos ambiciosos de lo que esperaban inicialmente EU y los países europeos, según las fuentes.

Sí mantiene el objetivo de limitar el aumento de la temperatura terrestre a dos grados, como buscaban europeos y estadounidenses.

También incluye un acuerdo sobre la financiación que aportarán los países más ricos a las economías en vías de desarrollo para su adaptación al uso de tecnologías limpias.

Ninguno de los países está completamente satisfecho con lo logrado pero el acuerdo representa,  un 'paso histórico' que servirá de base para pactos más sustanciales en el futuro.

 

Tráfico de drogas es un 'destructor de la naturaleza'

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, emplazó hoy al centenar de líderes reunidos en la Cumbre de la ONU del Cambio Climático en Copenhague a luchar contra el tráfico de drogas, un 'crimen' que no sólo 'mata personas', sino que también 'destruye la Naturaleza'.

Señaló que el cultivo masivo de la hoja de coca 'acaba con los bosques' y añadió que su conversión en cocaína 'contamina los ríos'.

Instó a 'cada persona que consume cocaína' en los países industrializados a ser consciente de que está 'matando el pulmón que es el Amazonas' y provoca que se 'derrame sangre' en Colombia y que se destruya la Naturaleza.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad