jueves 06 de mayo de 2010 - 6:51 PM

Benedicto XVI viaja a Fátima, lugar que considera "valor europeo y universal"

Benedicto XVI viaja del 11 al 14 de mayo por primera vez a Portugal, donde visitará Lisboa, Oporto y el santuario mariano de Fátima, muy unido a los papas Pablo VI y, sobre todo, Juan Pablo II y que el Pontífice alemán considera un "valor europeo y universal".



En Fátima, el Papa Ratzinger profundizará sobre el llamado "Tercer secreto" y evocará la figura de Juan Pablo II, el pontífice que consideraba que salvó su vida en el atentado del 13 de mayo de 1981 en la plaza de San Pedro del Vaticano a manos del terrorista turco Ali Agca gracias a la Virgen de Fátima.

"Una mano disparó (la de Agca) y otra (la de la Virgen) desvió la trayectoria de la bala, permitiendo al Papa agonizante que se detuviera a las puertas de la muerte", aseguraba Karol Wojtyla, que visitó el santuario en 1982, 1991 y 2000.

La bala se encuentra engarzada en la corona de la Virgen.

Benedicto XVI llega ahora, diez años después a Fátima, una vez desvelado el "tercer secreto" -que según el Vaticano, se refería al atentado de Juan Pablo II- y en medio de la fuerte crisis económica financiera que está afectando al viejo continente.

A este respecto, el arzobispo de Braga y presidente de la Conferencia Episcopal Portuguesa, Jorge Ferreira da Costa Ortiga, ha afirmado en declaraciones a Radio Vaticano, que esa crisis tienen raíces más profundas.

"Se ha descuidado la dimensión intrínseca del ser humano y por tanto también de la sociedad, en nombre de un relativismo que cierra el horizonte de la vida humana en el ámbito de valores exclusivamente materiales", dijo el prelado.

El Papa advertirá -según el arzobispo- que aunque es necesario mirar al mundo y a las condiciones materiales, existe otra dimensión de la vida que es urgente descubrir, "una vida radicada en los valores que enseña la Iglesia católica, pero que pertenecen a toda la humanidad".

"Esos valores indicarán el camino para salir de la crisis", dijo el arzobispo de Braga, que precisó que "si consideramos que Fátima es el altar del mundo, ese mensaje irá más allá de Portugal y entrará en el espacio europeo y llegará muy lejos.

El portavoz vaticano, Federico Lombardi, considera que el momento más importante del viaje será Fátima, "que asumen un valor europeo y universal".

Lombardi resaltó la unión del santuario con los últimos pontífices. Pablo VI lo visitó en 1967 y le regaló una rosa de oro, Juan Pablo II en 1982,1991 y en 2000 y le donó la bala que le disparó Agca, y Benedicto XVI también le regalará una rosa de oro.

Todos los viajes papales han sido realizados con motivo del 13 de mayo y en esta ocasión se cumplen diez años de la beatificación de los pastorcillos Francisco y Jacinta, el quinto aniversario de la muerte de sor Lucia, la otra vidente y el centenario del nacimiento de Jacinta.

Benedicto XVI ha manifestado que se siente "muy feliz" ante el viaje y desde el Vaticano ha enviado un cordial saludo "a todos los portugueses, sin excluir a ninguno".

Esta será la quinta vez que un Papa viaja a Fátima, tras Pablo VI que lo hizo en una ocasión y Juan Pablo II en tres.

También es el decimoquinto viaje por el mundo, el noveno en Europa y el primero a Portugal.

Benedicto XVI partirá de Roma a primeras horas de la mañana del 11 de mayo con destino a Lisboa, donde será recibido por las autoridades portuguesas y se reunirá con el presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva, en el Palacio de Belem.

Por la tarde oficiará una misa en la explanada Terreiro do Paco de Lisboa, que, según la Iglesia lusa, congregará a unas 150.000 personas.

El día 12 se reunirá con el mundo de la cultura en el Centro Cultural de Belem, al que asistirán, entre otros, el famoso director de cine Manuel de Oliveira, de 101 años, y después mantendrá un encuentro con el primer ministro, Jose Sócrates.

A media tarde el Papa se trasladará a Fátima, donde visitará la Capilla de las Apariciones, celebrará las vísperas con los sacerdotes, religiosos, seminaristas y diáconos, bendecirá las antorchas y recitará el Santo Rosario.

El 13 de mayo, Benedicto XVI oficiará una misa en la explanada del Santuario de Fátima y por la tarde mantendrá un encuentro con las organizaciones de la pastoral social y se reunirá con los obispos portugueses en la Casa Nuestra Señora del Carmen de Fátima.

El viernes, día 14, el Papa viajará a Oporto, en el norte de Portugal, donde oficiará una misa en la plaza Avenida de los Aliados, a la que se esperan unas 250.000 personas. A primeras horas de la tarde regresará a Roma.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad