martes 23 de mayo de 2023 - 12:00 AM

Biden reanuda las negociaciones para evitar un “default” de EE.UU.

Se trata de la primera señal positiva después de un agrio encuentro entre negociadores demócratas y republicanos el pasado viernes en la Casa Blanca, aunque sin Biden, que iba rumbo a Hiroshima, en Japón.
Compartir

El presidente estadounidense, Joe Biden, y el líder de la Cámara de Representantes, el legislador conservador Kevin McCarthy, acordaron el pasado domingo proseguir la negociación sobre el techo de la deuda soberana.

La Casa Blanca indicó que ambos hablaron por teléfono y decidieron continuar el diálogo en persona. La conversación telefónica tuvo lugar mientras Biden volaba de regreso a Washington tras haber participado en Hiroshima (Japón) en la cumbre de líderes del G7.

McCarthy se había mostrado el pasado domingo confiado pero inflexible. “Creo que podemos solucionar algunos de los problemas si entiende a qué estamos mirando. Pero he sido muy claro con él desde el principio: tenemos que gastar menos dinero que el año pasado”, señaló a la prensa.

Las reuniones entre ambas partes están estancadas y tuvieron que ser suspendidas durante unas horas el pasado viernes tras una reunión en Washington en la que las respectivas posturas fueron irreconciliables.

Biden consideró el pasado domingo que las propuestas que han hecho los republicanos al respecto son “inaceptables”.

“Es hora de que el otro lado se mueva de sus posiciones extremas porque mucho de lo que han propuesto es francamente inaceptable”, afirmó en una rueda de prensa al final de su participación en la cumbre del G7.

La secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen, señaló el pasado domingo que el próximo 1 de junio se mantiene como la fecha en la que EE.UU. podría incurrir por primera vez en una suspensión de pagos de su deuda soberana y recalcó que habría que tomar entonces “duras decisiones”.

Estados Unidos nunca ha incurrido en un impago de la deuda nacional, pero cada cierto tiempo se asoma a esa posibilidad porque, a diferencia de otros países, su Ejecutivo solo puede emitir deuda hasta el límite establecido por el Congreso, que tiene el poder de suspender ese techo según crea conveniente.

Le puede interesar: Estos son los puntos clave de la declaración de la cumbre del G7 en Japón

El límite actual, de 31,4 billones de dólares, fue alcanzado el pasado enero. El Gobierno recurre actualmente a dinero en sus reservas para pagar la deuda que ha contraído, pero el Departamento del Tesoro estima que se agotarán el 1 de junio, momento en el que EE.UU. entraría en “default”.

Priorización de la deuda

Los republicanos buscan un plan de “priorización de la deuda” que buscaría evitar el incumplimiento instando al Tesoro a priorizar los pagos de la deuda, y posiblemente otros pendientes como la Seguridad Social y Medicare, en caso de que se supere el límite durante las negociaciones. Los republicanos esperan completar la legislación para fines de marzo próximo.

La perspectiva de la política arriesgada ha suscitado preocupaciones en Washington y en Wall Street en cuanto a una dura lucha por el techo de la deuda este año que podría ser al menos tan perturbadora como la prolongada batalla de 2011, que provocó una rebaja de la calificación crediticia de EE.UU. recortes de gastos domésticos y militares.

“No vamos a dejar de pagar la deuda. Tenemos la capacidad de gestionar el servicio y el pago de nuestros intereses. Pero tampoco deberíamos aumentar ciegamente el techo de la deuda”, dijo el representante Chip Roy, un destacado conservador.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad