viernes 17 de junio de 2022 - 8:48 AM

China anunció su apoyo a Rusia y reacomoda las cargas para Estados Unidos y el mundo

Una llamada entre los presidentes de Rusia y China para hablar sobre la guerra en Ucrania tensionó al resto del mundo este miércoles por las dimensiones que esas dos potencias tienen sobre Europa y Asia.

Esta vez, Xi Jinping se mostró afín a Vladimir Putin y aseguró que se seguirán “apoyando” mutuamente “en preocupaciones importantes como la soberanía y la seguridad”.

La conversación, que es la segunda entre los dos jefes de Estado desde que comenzó la guerra, tomó por sorpresa a Estados Unidos y al resto de sus aliados, pues está claro que Moscú y Pekín nunca han sido naciones hermanas, pero sí han colaborado entre sí para lograr objetivos comunes.

Por eso, no es descabellado pensar que China, “más que abogar por los intereses de Rusia, está abogando por sus propios intereses”, como analiza el P.hD Rafael Piñeros, experto en geopolítica y docente de la Universidad Externado.

Lea aquí: Muertes semanales por COVID-19 suben por primera vez en cuatro meses: OMS

Sin embargo, ese apoyo entre ambos sí favorece un máximo objetivo común: frenar la presencia de Washington que no satisface a ninguna de las dos potencias.

Llamada de dos poderosos

La conversación no solo dejó claro un apoyo bilateral en términos de soberanía, sino que también mostró un claro interés de ambas naciones por mantener la estabilidad económica y comercial.

Durante el diálogo, Xi señaló que “desde principios de este año, las relaciones bilaterales han mantenido un sólido impulso de desarrollo frente a las turbulencias y transformaciones globales”, mientras que destacó la voluntad de “fortalecer la comunicación y la coordinación en organizaciones internacionales y regionales tan importantes como las Naciones Unidas, el mecanismo BRICS y la Organización de Cooperación de Shanghái”.

A su paso, Putin aseguró que apoya la “iniciativa de seguridad global” propuesta por el gigante asiático, y que Moscú “se opone a cualquier fuerza que interfiera en los asuntos internos de China”.

Esto último en una clara referencia a los problemas geopolíticos que preocupan a Pekín con relación a Hong Kong y Taiwán.

Pese a eso, y en un intento por mostrar cierta imparcialidad, Xi dijo que su país “ha emitido juicios independientes y ha promovido activamente la paz mundial y la estabilidad del orden económico global”.

Lea también: Líderes europeos abogan por candidatura de Ucrania en visita a Kiev

Unas palabras con las que concuerda el especialista Piñeros, quien afirma que China siempre ha intentado no inmiscuirse en los asuntos de seguridad o de soberanía de otras naciones cuando no interfieren con sus intereses.

“Esa relación –entre Pekín y Moscú– es importante para China por el tema de recursos naturales, porque es un comprador de bienes y servicios y un miembro permanente del Consejo de Seguridad. Eso le conviene a China, quien está atravesando una prueba de fuego para ver hasta dónde puede avanzar con su apoyo a Rusia”, dice Piñeros refiriéndose a que el gigante asiático no ha recibido sanciones importantes para verse obligado a mover su posición.

Por ahora, Estados Unidos no piensa ceder en su apoyo a Kiev. Horas después de la llamada, el presidente Joe Biden anunció que donarán 1.000 millones de dólares para armamento y seguridad de Ucrania, lo que calificó como “la cooperación más grande de ese país desde que inició la invasión”. El envío incluirá antibuques, lanzamisiles y más municiones de artillería para que el mandatario Volodímir Zelenski continúe con su defensa del territorio.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad