sábado 30 de abril de 2022 - 12:00 AM

China intenta revivir consumo pero pide no viajar por rebrotes del COVID-19

El gigante asiático declaró ayer que seguirá adelante con su estrategia “cero covid” pese a la creciente frustración de los habitantes de Shanghái, confinados desde inicios de este mes.

Los rebrotes del COVID-19 han aguado la celebración del Día del Trabajo en China, cinco días festivos en los que las autoridades pidieron a la población que no viaje mientras tratan de paliar los estragos económicos de los confinamientos con ayudas para impulsar el consumo local.

Con algunas de las principales ciudades confinadas -como Shanghái- o con duras restricciones para frenar la transmisión -como Pekín o Cantón-, el Ministerio de Transporte prevé 100 millones de desplazamientos, un 62% menos respecto al mismo periodo del año pasado.

Además: Video: Habitantes de Shanghái salen a balcones a protestar por confinamiento

Las autoridades esperan unos dos millones de desplazamientos por vía aérea, lo que supondría una caída del 77% con respecto al mismo período festivo del 2021, mientras que los ferroviario se situarían en unos 32 millones, un desplome interanual del 72,7%.

La parte continental de China acumula más de 550.000 contagios en lo que va de mes y registra transmisión local en todas sus provincias y regiones excepto Tíbet.

“Mucha gente se quedará en su zona y viajará distancias cortas, teniendo en cuenta la situación de la pandemia y las medidas de control”, dijo el jueves Zhou Min, subdirector de la Oficina de Emergencias del Ministerio.

$!China intenta revivir consumo pero pide no viajar por rebrotes del COVID-19

La previsión es que los desplazamientos caigan notablemente en el área del delta del río Yangtsé (este), donde se encuentra Shanghái, que es el actual epicentro de los rebrotes.

En Pekín, aunque no está técnicamente cerrado, las principales atracciones han endurecido los requisitos de acceso, como el parque temático Universal, el Estadio Nacional -popularmente conocido como “El Nido”- o el Centro Acuático Nacional, que exigirán PCR realizados con 24 ó 48 horas de antelación.

Le interesa: ¿Qué significa una pandemia?

La capital suma unos 200 casos en los últimos días y la mayoría de sus 23 millones de habitantes se ha sometido esta semana a una triple ronda de PCR, con la mayoría de los nuevos positivos concentrados en el vasto distrito de Chaoyang, el corazón comercial y financiero de la ciudad.

Así las cosas, estos días se podían ver imágenes de la Gran Muralla prácticamente vacía, en contraste con las multitudes que habitualmente atrae el tramo más cercano a Pekín de la famosa construcción.

Según los últimos datos de la Comisión Nacional de Sanidad, actualmente hay más de 28.000 casos sintomáticos activos y otros casi 200.000 asintomáticos bajo cuarentena.

Las cuentas de la institución muestran que desde el inicio de la pandemia se infectaron unas 214.000 personas en el país, de las que 4.975 fallecieron.

Protestan desde balcones, cupones para animar el consumo

Los habitantes de Shanghái salieron ayer a protestan contra la política sanitaria del gobierno con cacerolazos desde las ventanas.

Para que la gente se anime a no viajar y, de paso, darle un empujón a la economía, numerosos lugares han emitido cupones físicos y también digitales con ofertas para promover el consumo local.

Por ejemplo, la boyante ciudad cantonesa de Shenzhen (sureste), que acaba de superar una oleada de rebrotes, distribuirá cupones por valor de 500 millones de yuanes (75,5 millones de dólares), mientras las de Ningbo y Fuzhou (ambas en el este) emitirán respectivamente el equivalente a 45,5 y 18,2 millones de dólares en ofertas para espolear el gasto interno en turismo, restauración, comercios, ocio y entretenimiento.

Se recomienda: ¿Por qué China enfrenta una nueva crisis del COVID-19?

Analistas citados por la prensa oficial hablan de un “efecto multiplicador” al disparar el consumo a corto plazo y devolver la confianza al consumidor, lo que atenuaría el revés que las restricciones anti-covid impuestas por las autoridades han causado a las empresas, especialmente a las del sector servicios.

Según Cong Yi, profesor de la Universidad de Finanzas y Economía de Tianjin, cada yuan emitido en cupones para consumo podría multiplicar hasta por cinco los beneficios generados en grandes ciudades como Cantón (sureste) o la citada Shenzhen.

Cong sostuvo que la recuperación en el mes de mayo puede ser crucial para equilibrar las cifras en el segundo trimestre de un 2022 en el que Pekín se marcó un objetivo de crecimiento económico del 5,5%, en la parte más alta de la horquilla de los pronósticos de los analistas.

$!China intenta revivir consumo pero pide no viajar por rebrotes del COVID-19
“Como tiritas para una amputación”

El optimismo de la propaganda y de los expertos chinos contrasta con los propios datos oficiales: en marzo, cuando los contagios y las restricciones todavía no eran tan graves como en el presente mes, las ventas al por menor -indicador clave del estado del consumo- registraron su primera contracción en año y medio al caer un 3,5% interanual ante las restricciones y los confinamientos en numerosas ciudades.

En concreto, según la economista jefe de Natixis para Asia-Pacífico, Alicia García Herrero, las ventas del sector de la restauración sufrieron especialmente, al pasar de un crecimiento interanual del 8,9% en el primer bimestre a una caída del 16,4% en marzo.

Tenga en cuenta: ABC del extraño virus Wuhan que alerta al mundo

La analista destaca asimismo que el crecimiento de la renta disponible de los hogares chinos se situó en un 6,3% interanual en el primer trimestre, muy por debajo de los niveles prepandémicos (+8,7% en ese mismo período en 2019): “No es un buen augurio para las tendencias futuras de consumo en China”.

Las iniciativas para promover el consumo en este periodo vacacional se suman a varios incentivos, subsidios y rebajas fiscales para pequeñas y medianas empresas impulsados por el Gobierno en las últimas semanas.

A este respecto, el presidente de la Cámara de Comercio de la Unión Europea en China, Jörg Wuttke, se mostró muy directo en una reciente entrevista con el medio suizo The Market: “Las medidas de estímulo son como tiritas para una amputación”.

$!China intenta revivir consumo pero pide no viajar por rebrotes del COVID-19
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad