domingo 28 de agosto de 2016 - 12:01 AM

Combustibles fósiles por energías renovables

El novedoso proyecto pretende sustituir los combustibles fósiles tales como la gasolina y el diesel de casi todos los medios de transporte terrestre a nivel mundial, al cambiar el esquema actual del transporte utilizando como sistema de almacenamiento las energías renovables.

Tenemos mares, viento, sol, manantiales, que nos brindan posibilidades enormes para producir energía limpia, desarrollar nuestra propia tecnología y dejar en la historia el uso de combustibles fósiles. Lo que al parecer no tenemos es la voluntad para hacerlo y el mayor inconveniente es que si no comprendemos la necesidad del cambio, seguiremos dependiendo del resto del mundo para satisfacer nuestras necesidades energéticas esenciales y la calidad de vida se deteriorará poco a poco.

Consciente de esta situación, el profesor de la Universidad de Santander, UDES, Alejandro Martínez, lidera una investigación pionera sobre ‘Economía del hidrógeno’ que en pocas palabras busca aportar a la conservación del medio ambiente almacenando energía renovable y dejando a un lado el uso de combustibles fósiles.

En este contexto, el profesor e investigador del Programa de Ingeniería Industrial realizó una pasantía en infraestructura de laboratorios y tecnologías de punta, en la Universidad Federal de Rio de Janeiro, Brasil, con el único objetivo de realizar pruebas de laboratorio con equipos especializados en energías renovables.

“Estamos proponiendo tanques almacenadores de hidrógeno en el estado sólido para que ellos sean usados como alimentadores para pilas o células de combustible. La idea es dar los primeros pasos en Colombia en algo que se llama “La economía del hidrógeno”, que consiste en el hidrógeno que se puede obtener a partir de fuentes renovables por medio de la hidrólisis, para producir energía eléctrica de una forma eficiente”, puntualizó el investigador y anotó que “en países como Japón existen carros que se mueven con hidrógeno y Estados Unidos está interesado en esta fuente renovable e inagotable de energía, que va a cambiar la visión de la matriz energética mundial en pocos años, porque ya no dependeríamos del petróleo”.

Etapa del proyecto

“Este es un proyecto en convenio con la Universidad Industrial de Santander y la Federal de Río de Janeiro, en el cual trabajaremos dos años. Ya estamos en la primera fase de la caracterización de las aleaciones metálicas y se espera que a comienzos del 2018 se tenga el prototipo funcionando”, informó el profesor.

Las pruebas realizadas, buscan almacenar hidrógeno de una forma segura en aleaciones metálicas para uso portátil o estacionario, y llegado este punto, implementar la llamada “Economía del Hidrógeno”, la cual plantea un modelo alternativo a la utilización de combustibles fósiles, para su uso básico en los medios de transporte a nivel mundial.

Aporte ambiental

El proyecto busca independencia de los combustibles fósiles, iniciando con aplicaciones móviles pequeñas como portátiles y con el tiempo lograr mover automóviles y así reducir significativamente los gases de efecto invernadero producidos por el petróleo y los combustibles derivados de él. Se busca disminuir factores que dañan el medio ambiente y la atmósfera, dejando a futuras generaciones una visión más amigable en la que se demuestre que el desarrollo tecnológico puede ser sostenible y al mismo tiempo amigable.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad