jueves 24 de agosto de 2023 - 5:00 PM

Cinco claves para entender el polémico vertido de aguas de Fukushima en Japón

Japón comenzó este jueves a verter al Pacífico agua contaminada procedente de la accidentada planta nuclear de Fukushima tras ser tratada para retirarle la mayor parte de residuos radiactivos, un proceso que estará supervisado por expertos internacionales para garantizar su seguridad.
Compartir

Estas son algunas de las principales cuestiones acerca del vertido, al que han procedido las autoridades japonesas tras recibir el visto bueno del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), pero que sigue contando con el rechazo de la industria pesquera nipona, de organizaciones ecologistas y de China, entre otras voces.

Cinco claves para entender el polémico vertido de aguas de Fukushima en Japón

¿De dónde viene el agua contaminada?

Durante la crisis nuclear desencadenada por el terremoto y el tsunami de 2011 la operadora de la planta comenzó a inyectar agua marina en los reactores para enfriar el combustible atómico y evitar una catástrofe mayor.

A ello se suma el agua de lluvia y de los acuíferos subterráneos que durante todos estos años ha penetrado en los edificios dañados de los reactores.

Todas estas aguas resultan contaminadas tras entrar en contacto con los materiales altamente radiactivos dentro de los reactores, y son luego extraídas y tratadas para retirarles la mayor parte de los radionucleidos, y almacenadas en grandes tanques en el recinto de Fukushima Daiichi.

Cinco claves para entender el polémico vertido de aguas de Fukushima en Japón

¿Por qué va tirarse al mar?

En la central se acumulan unos 1,34 millones de toneladas de agua contaminada y procesada en más de un millar de bidones, una cantidad que continúa aumentando de forma diaria. Tokyo Electric Power (TEPCO), la operadora de la planta, estima que el espacio para albergar nuevos tanques en las instalaciones nucleares se agotará en 2024.

Ante este problema de espacio, y con la perspectiva de “limpiar” de residuos radiactivos la zona que ocupa actualmente la central a largo plazo dentro del proceso de desmantelamiento, las autoridades japonesas estudiaron distintas opciones para deshacerse del agua contaminada.

Japón se decantó por el vertido controlado por considerarla la opción más viable y más segura frente a otras de más complejidad técnica y que, según los expertos, conllevaban además mayores riesgos, como la infiltración subterránea o su vaporización.

Cinco claves para entender el polémico vertido de aguas de Fukushima en Japón

¿Cómo se depura esta agua?

El agua contaminada es tratada en un circuito llamado ALPS (Sistema Avanzado de Procesamiento de Líquidos), capaz de retirar por completo 62 tipos de materiales radiactivos, a excepción del tritio y del carbono-14.

El líquido es procesado tantas veces como sea necesario en este sistema hasta comprobarse que los residuos radiactivos cumplen los límites regulatorios, y a continuación se diluye en agua marina para rebajar aún más la proporción de tritio, el principal elemento restante en el agua.

$!Cinco claves para entender el polémico vertido de aguas de Fukushima en Japón

¿Quién vigila la seguridad del vertido?

La operadora de la planta toma distintas muestras del agua procesada en distintas fases del sistema ALPS y antes de su descarga al mar. Estas muestras serán analizadas por la propia TEPCO y también por la OIEA, que cuenta con un instalaciones propias en Fukushima Daiichi para supervisar todo el proceso.

Se tomarán asimismo muestras de agua marina, algas y peces y sedimentos marinos en distintos puntos alrededor de la central, situada en primera línea de costa, antes y durante el vertido. Estas muestras serán analizadas por TEPCO, el regulador nuclear nipón, la OIEA y laboratorios independientes de otros países.

También puede leer: Pescadores filipinos alertan del riesgo por el vertido contaminado de Fuskushima

Si se detectan niveles de elementos radiactivos por encima de los límites establecidos por las autoridades niponas -basados en los estándares internacionales de seguridad para la industria nuclear-, TEPCO procedería a cerrar los conductos de agua procesada que desembocan en el mar.

TEPCO cuenta asimismo con protocolos de seguridad para distintos escenarios que incluyen terremotos, tsunamis, tifones o fallos del sistema de procesado, en los que se activaría un cierre automático de las canalizaciones o se procedería a su cierre manual para evitar que aguas excesivamente contaminadas fueran a parar al mar.

$!Cinco claves para entender el polémico vertido de aguas de Fukushima en Japón

¿Quién se opone a esta medida?

La federación nacional de cooperativas pesqueras mantiene un firme rechazo al plan del vertido. Su principal argumento es que la medida impedirá que los pescadores de Fukushima puedan librarse del estigma radiactivo que pesa sobre sus capturas desde 2011.

También se han posicionado contra el vertido parte de la sociedad nipona, voces de la comunidad científica internacional y organizaciones ecologistas como Greenpeace, que consideran insuficientes las garantías de seguridad presentadas.

Algunos países vecinos han expresado también inquietud o protestado por el vertido, entre los que destaca China, que ha apuntado a un posible endurecimiento de sus restricciones a los productos pesqueros nipones. El territorio autónomo de Hong Kong ha prohibido las importaciones de este tipo de una decena de prefecturas japonesas.

$!Cinco claves para entender el polémico vertido de aguas de Fukushima en Japón

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad