martes 21 de diciembre de 2021 - 12:00 AM

¿Como lo hizo Chile, Colombia podría también girar a la izquierda en 2022?

Con más de 4,6 millones de votos de los 8,3 millones de electores que acudieron a las urnas, Boric se convirtió en el presidente electo que más sufragios acumuló en la historia del país.

El diputado de izquierda Gabriel Boric es hoy el presidente electo de Chile y tendrá entre sus mayores responsabilidades liderar la transición hacia el modelo de país que consagre la futura Constitución.

Boric arrasó en las urnas, al obtener el 55,86% de los votos contra el 44,14% del ultra derechista José Antonio Kast. En su primer discurso como mandatario electo, el exlíder estudiantil aseguró que su compromiso “es cuidar la democracia todos los días” y agradeció a los otros seis candidatos que compitieron en las elecciones, en primera y segunda vuelta.

Además, reconoció que los tiempos que vienen “no son fáciles” y que su gobierno deberá “hacer frente a las consecuencias sociales, económicas y sanitarias de la peor pandemia”, pero que irán avanzando “con pasos cortos, pero firmes”.

Con este triunfo de Boric, Chile se sumó al grupo de países latinoamericanos que han girado a la izquierda en los últimos años, junto a Argentina, Bolivia, Honduras, México y Perú.

Ante la posibilidad de que los resultados en Chile puedan influenciar el panorama político en Colombia, que en 2022, además de nuevo Congreso, tendrá elecciones para definir al sucesor del actual presidente Iván Duque Márquez, expertos internacionalistas consultados por Vanguardia no son tan optimistas, aunque argumentan que hay similitudes y que lo que sucedió con el líder izquierdista es más un ejemplo para nuevas generaciones.

$!¿Como lo hizo Chile, Colombia podría también girar a la izquierda en 2022?

Elementos comunes

Alexander Arciniegas Carreño, profesor de política internacional de la Facultad de Ciencia Política de la UPB Bucaramanga, considera que “los contextos sociopoliticos de Chile y Colombia tienen sus singularidades y hay elementos comunes como el impacto de la pandemia, una economía debilitada, el impacto de la migración, los recientes ciclos de protestas y presidentes de derecha tremendamente impopulares como Duque y Piñera. En ambos países se observa un desprestigio de los partidos tradicionales y como sucedió ayer en Chile con la victoria del candidato de una izquierda que no tiene la ortodoxia de la Guerra Fría y que propone no solo la superación de las desigualdades sociales, sino también una agenda de género y medio ambiente, los jóvenes pueden jugar un protagonismo importante en Colombia en las elecciones del año entrante”.

Lea también: El giro de Chile a la izquierda disparará el dólar esta semana

Asegura Arcinegas Carreño que es significativo que en Chile, el laboratorio del Neoliberalismo en el que las Élites colombianas acostumbraban mirarse, haya ganado, por un margen importante, una propuesta política y social que busca ajustar la ecuación Estado - Mercado que desde Pinochet favoreció ampliamente al segundo, con graves efectos sociales que están en la raíz de la indignación de los chilenos y en el desplome del sistema político de la concertación que vino tras el fin de la dictadura y el regreso de la democracia a comienzos de los años 90 del siglo XX.

Ejemplo para los jóvenes

Tal como se dio en las marchas de Chile en 2019, cuando las protestas y manifestaciones fueron lideradas por estudiantes, ocurrió en Colombia con las jornadas de Paro Nacional que comenzaron en ese mismo año y se extendieron durante 2020 pese a los confinamientos por la pandemia de Coronavirus.

Para Manuel Alejandro Correal, docente de Derecho Internacional de la Universidad Libre, lo que ocurrió con el triunfo de Boric es un gran ejemplo que ha dado Chile. Los jóvenes eligieron a su candidato y esperan la transformación de su país más allá de la constituyente. Es un verdadero relevo generacional, “lo que difícilmente se encuentra en el caso colombiano en donde todavía quienes comandan las candidaturas son políticos veteranos, aliados con otros políticos también tradicionales. No veo en Colombia un relevo generacional. Son los mismos con las mismas”.

También le puede interesar: Izquierda latinoamericana celebra ascenso de Boric a la presidencia de Chile

De acuerdo con Correal, Michelle Bachelet aseguró antes de las elecciones de Chile que “la esperanza tiene que ganarle al miedo” y así pasó, ganó el candidato de frescas ideas, pero en Colombia sigue ganando el miedo, además, las maquinarias políticas son un factor real de poder del cual no se puede prescindir de manera absoluta. El problema es cuando la maquinaria lidera y no deja espacio para nuevos actores.

Desmitifica la izquierda

De acuerdo con Mauricio Jaramillo, internacionalista y docente de la Universidad del Rosario, el triunfo en Chile tiene dos impactos: el primero es que se desmitifica un poco esta idea de que la izquierda es inviable y se rompe la idea de que el discurso del castro-chavismo es efectivo, porque obviamente en el caso de Chile vemos que no funcionó y, en segundo lugar, se marca la pauta porque no funciona que la izquierda tenga que hacer alianzas.

Considera Jaramillo que en el caso de Boric es bastante aleccionador que se haya acercado al centro y que haya conseguido los votos e incluso se podría pensar que es más un triunfo del centro que de la izquierda en el caso chileno.

“Demuestra que una izquierda radical alejada del centro no va a tener chances”, precisa el profesor de la Universidad del Rosario.

Agrega que el resultado de Chile no va a afectar directamente las elecciones en Colombia, pero de manera indirecta significa una lección para la izquierda colombiana, porque un sector de la izquierda ha desestimado al centro (que lo considera tibio) y lo que demuestra el triunfo en Chile es que ese centro es necesario para ganar las elecciones.

Fortalecer relaciones
El presidente de la República, Iván Duque, felicitó ayer a Gabriel Boric por su victoria en las elecciones presidenciales en Chile y dijo que espera seguir trabajando conjuntamente para fortalecer las relaciones entre los dos países.
Así lo expresó el jefe de Estado colombiano en un mensaje en Twitter en el que también expresó su “interés en seguir trabajando conjuntamente para fortalecer la histórica y fraterna relación bilateral que nos une. Somos países hermanos”.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Nelly Vecino Pico

Periodista de Vanguardia desde el 2001. Egresada de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Miembro del equipo de la página Nacional. Nominada al premio Luis Enrique Figueroa.

@nellyvecino

nvecino@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad