sábado 15 de mayo de 2021 - 12:00 AM

Compañía de oleoductos atacados en EE.UU. pagó millonaria recompensa

El Gobierno aprobó una exención temporal para facilitar la llegada de combustible por mar a la costa este de Estados Unidos, ante las dificultades de suministro por el ciberataque de hace una semana contra la mayor red de oleoductos del país.
Escuchar este artículo

Colonial Pipeline, la empresa estadounidense que opera la red de oleoductos de Estados Unidos afectada por un ciberataque, pagó un rescate de unos cinco millones de dólares a los piratas informáticos que la atacaron, según la agencia Bloomberg.

El medio, que cita a dos fuentes familiarizadas con la transacción, asegura que esta información contradice los informes de principios de esta semana cuando la compañía dijo que no tenía intención de pagar una tarifa de extorsión para ayudar a restaurar el gasoducto de combustible más grande del país.

Además: EE.UU. admite escasez de suministros tras ciberataque, pero no de gasolina

La compañía pagó el considerable rescate en criptomonedas, que son imposibles de rastrear, pocas horas después del ataque, lo que pone de manifiesto la inmensa presión a la que se enfrentó el operador con sede en Georgia para que la gasolina y el combustible para aviones fluyeran nuevamente a las principales ciudades a lo largo de la costa este.

El FBI acusó este lunes a “DarkSide”, como responsable del pirateo que dejó fuera de servicio durante varios días a la red de oleoductos en EE.UU.

Una tercera fuente citada por la agencia, señala que los funcionarios del Gobierno de Estados Unidos saben que Colonial hizo el pago.

Una vez que recibieron el pago, los piratas informáticos proporcionaron al operador una herramienta de descifrado para restaurar su red informática deshabilitada.

La cadena CNBC ya había informado hace unas horas de que Colonial realizó el pago a los piratas, aunque no precisó la cantidad entregada. Colonial anunció la reanudación de sus operaciones, aunque advirtió de que pasarían varios días antes de volver a la normalidad.

Lea aquí: EE.UU. acusa a piratas informáticos de Darkside del ataque a oleoductos

Según datos de ayer a las 09.33 hora del este de EE.UU. (13.37 GMT) de la aplicación Gasbuddy.com, que rastrea la demanda de combustible, los precios y su disponibilidad, todavía las gasolineras de 15 estados del país, más el Distrito de Columbia, donde se ubica la capital Washington, sufrían escasez de combustible.

La zona más impactada es el Distrito de Columbia, con el 88 % de sus estaciones de servicio afectadas, seguida de Carolina de Norte, con el 62%; Carolina del Sur, con el 50%; Georgia, con el 48%, y Maryland, con el 42%.

La escasez de combustible se agudizó desde el pasado miércoles en el sureste de Estados Unidos por el ciberataque a la mayor red de oleductos del país, que desde hace una semana tenía sus operaciones suspendidas.

$!Compañía de oleoductos atacados en EE.UU. pagó millonaria recompensa
DarkSide deja de funcionar

DarkSide, el grupo de piratas informáticos acusado de atacar la mayor red de oleoductos de Estados Unidos, dejó de operar, afirmaron ayer dos compañías de ciberseguridad estadounidenses.

Le puede interesar: Tensión Rusia-Estados Unidos: ¿Cálculo estratégico de Biden?

Según las empresas FireEye e Intel 471, DarkSide comunicó el pasado jueves a sus afiliados que dejará de ofrecer programas de “ransomware” para realizar ciberataques, en los que se secuestra información a cambio de una recompensa.

Darkside explicó que una parte “pública” de su infraestructura fue “alterada” por una agencia de las fuerzas de seguridad que no especificó, indicó Intel471 en su página web.

$!Compañía de oleoductos atacados en EE.UU. pagó millonaria recompensa
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad