Publicidad

Mundo
Miércoles 28 de febrero de 2024 - 12:00 PM

Conozca a Iván Cantú el latino que defendió su inocencia hasta la muerte y fue ejecutado este miércoles

"Soy inocente" Esa es la frase que Iván Cantú repitió una y otra vez durante los 22 años que permaneció en el corredor de la muerte en Texas, Estados Unidos.

Compartir
Imprimir
Comentarios

Compartir

El hombre de ascendencia mexicana fue ejecutado mediante inyección letal el miércoles a las 18:47 hora local en la penitenciaría estatal de Huntsville (00:47 GMT del jueves).

La ejecución, en el centro de un acalorado debate sobre la justicia y la pena de muerte en los Estados Unidos, fue el resultado de la condena de Cantú por el asesinato de su primo, James Mosqueda, de 27 años, y la novia de este, Amy Kitchen, de 22 años, en Dallas en 2000.

Durante su declaración final, Cantú sostuvo que no había matado a Amy y James y afirmó que no creía que su ejecución fuera a traer paz o cierre a las familias afectadas.

Organizaciones de derechos humanos han destacado irregularidades en el proceso legal y han pedido que se anule la condena para llevar a cabo una revisión completa de la situación procesal de Cantú.

“La evidencia fue manipulada”, dijo Sylvia Cantú, la madre del recluso, quien ha liderado una campaña pública en defensa de su hijo.

“Detengan la ejecución de mi hijo”, suplicó, luego de que la Corte de Apelaciones Penales de Texas rechazara esta semana el último recurso legal que intentaba frenar su ejecución.

"Esto no está bien, ustedes saben que no está bien”, declaró la madre.

La apelación presentaba presuntas pruebas adicionales que sugerían que se habían hecho declaraciones falsas por parte de testigos durante el juicio, y que los abogados designados por el tribunal no habían sido efectivos en su defensa.

Testigo clave

Iván Cantú, hijo del mexicano Abner Cantú, nació en Dallas, Texas, en 1973, según el Departamento de Justicia Criminal de Texas.

Tenía 27 años cuando fue acusado del doble homicidio y encarcelado a los 28.

Su novia en aquel entonces, Amy Boettcher, testificó en su contra.

Vivían juntos en un departamento cercano a la casa de su primo James Mosqueda.

Boettcher fue la principal testigo para el caso de la fiscalía. La exnovia, quien falleció en 2021, declaró que Cantú le había advertido de su intención de cometer el crimen y luego la llevó al lugar.

Mosqueda y Kitchen fueron asesinados en el dormitorio de su casa el 4 de noviembre de 2000 y sus cuerpos fueron encontrados con múltiples heridas de bala.

En un comunicado, Amnistía Internacional señaló que existen dudas persistentes sobre "la eficacia de la representación legal de Cantú durante el juicio", así como sobre la fiabilidad del testimonio de la testigo clave del estado y las pruebas físicas que aparentemente respaldaban su testimonio.

Según el Centro de Información sobre la Pena de Muerte, una organización no gubernamental estadounidense, durante el juicio "la fiscalía se basó en gran medida en el testimonio de Amy Boettcher".

La abogada de Cantú, Gena Bunn, y el investigador privado, Matt Duff, afirman que el abogado defensor previo de Cantú no solicitó pruebas de ADN ni balística, ni llamó a testigos, lo que constituye un error.

En el argumento final del juicio, uno de los abogados de Cantú admitió la culpabilidad de su cliente.

Supuestamente, Cantú confesó haber matado a Mosqueda por una disputa relacionada con drogas y a Kitchen por encontrarse en el lugar del crimen.

Cantú negó haber realizado esta confesión, pidió interrumpir el juicio y solicitó representarse a sí mismo, pero su petición fue denegada.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por K.G.

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad