viernes 02 de enero de 2009 - 2:36 AM

Cruz Roja instala 7 unidades de urgencias para frenar la epidemia de cólera

Siete unidades de urgencias (ERU) de la Federación Internacional de la Cruz Roja (IFRC) fueron instaladas la semana pasada en Zimbabue para colaborar en el control de la epidemia de cólera que afecta al país, que ya ha causado la muerte a más de 1.600 personas.

Las unidades de urgencias, cinco de ellas con servicios médicos y dos para suministro de agua potable, han sido instaladas en las zonas de mayor incidencia del cólera en el país y pretenden ofrecer ayuda a millón y medio de zimbabuenses hasta julio de 2009, según un comunicado remitido a Efe por la IFRC en Johannesburgo.

La IFRC recalca que, según los datos de Naciones Unidas, la epidemia de Cólera en Zimbabue ha causado más de 1.600 muertos de más de 30.000 casos registrados, lo que supone una cifra superior al 5 por ciento de afectados fallecidos, de una enfermedad que se puede "prevenir y curar", por lo que "nadie debería morir por su causa".

Para considerar que la epidemia está "controlada", los fallecidos no deben exceder el 1 por ciento de los afectados, según la IFRC, que se muestra "alarmada porque el 43 por ciento de los muertos fallecen sin haber podido encontrar un centro para su tratamiento".

En este sentido, la IFRC considera que las unidades de urgencias enviadas, que colaborarán con la Cruz Roja Zimbabuense, tienen medios para reducir de forma considerable el impacto de la epidemia.

Para el envío y respaldo técnico de estas unidades, que ya están en funcionamiento, han colaborado las sociedades de la Cruz Roja de Finlandia, Japón, Noruega, Reino Unido, España, Francia, Alemania, Austria, Canadá y Australia.

Este tipo de unidades, según la Cruz Roja, se pueden enviar 48 horas después de recibir la petición, pueden funcionar de forma autónoma, sin recibir suministros, durante al menos un mes y se instalan en lugares donde se producen grandes catástrofes graves desastres humanitarios, como tsunamis o grandes terremotos.

Este envío forma parte de la petición hecha el pasado 23 de diciembre por la IFRC para que sus socios aportaran 9,2 millones de dólares (6,6 millones de euros) con el fin de ayudar a la Cruz Roja zimbabuense a combatir la epidemia de cólera.

El brote de cólera se inició en Zimbabue hace un año y se ha agravado en los dos últimos meses hasta convertirse en una grave epidemia, en un país donde el sistema sanitario ha colapsado, sin medios ni suministros para atender las necesidades básicas.

La crisis política y económica que afecta al país, donde hay escasez de alimentos, el desempleo supera el 80 por ciento y la inflación alcanza cifras astronómicas, también ha contribuido a agravar la epidemia.

Mientras tanto, la gubernamental Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), del presidente Robert Mugabe, y el opositor Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), de Morgan Tsvangirai, no se ponen de acuerdo para formar un Gobierno de unidad nacional que saque al país de la crisis.

El Gobierno de Mugabe mantiene su política represiva y de persecución de la oposición, lo que hace temer que no se llegue a cumplir el acuerdo que firmó en septiembre pasado para formar un Gobierno de unidad con Tsvangirai.

Tsvangirai ha advertido que un millón de personas pueden morir de hambre en Zimbabue en 2009, mientras la ONU considera que más de cinco millones, de los doce millones de habitantes del país, necesitarán ayuda alimentaria el próximo año, por lo que ha pedido 550 millones de dólares de ayuda internacional para hacer frente a la situación.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad