Publicidad

Mundo
Lunes 18 de septiembre de 2023 - 12:00 PM

Desgarradora historia: Madre de Ana María Serrano contó cómo cambió la relación de su hija con su presunto feminicida

La sobrina del exministro de Hacienda José Manuel Restrepo, aspiraba a ser cardióloga.

Compartir
Imprimir
Comentarios
En Roma, Céspedes recibió unos extraños mensajes desde el teléfono de su hija, alertada porque no respondía sus llamadas, que ella cree fueron escritos por Romero, cuando ya habría cometido el crimen. Twitter / VANGUARDIA
En Roma, Céspedes recibió unos extraños mensajes desde el teléfono de su hija, alertada porque no respondía sus llamadas, que ella cree fueron escritos por Romero, cuando ya habría cometido el crimen. Twitter / VANGUARDIA

Compartir

En Roma, Céspedes recibió unos extraños mensajes desde el teléfono de su hija, alertada porque no respondía sus llamadas, que ella cree fueron escritos por Romero, cuando ya habría cometido el crimen. Twitter / VANGUARDIA

María Ximena Céspedes, madre de Ana María Serrano, la joven asesinada en su casa, afirmó que el presunto sospechoso de acabar con la vida de la estudiante de medicina colombo-mexicana de apenas 18 años, sería Alan Gil Romero, con quien sostenía una relación sentimental.

“Era un caballero o sea de estos niños que tú dices lo quieres como yerno”, relató la mujer desde México a Blu Radio. Sin embargo, explicó que Romero y Ana María fueron novios durante poco más de un año, pero la relación concluyó, al parecer, porque el joven la presionaba por su manera de vestir.

“Terminaron en junio y él comenzó a acosarla; yo digo que al comienzo tenía el corazón roto entonces le mandaba flores y mensajes, todo el tiempo estaba pidiendo que regresaran, pasaba por la casa y le llevaba cosas”, precisó Céspedes, quien creyó que el viaje de Romero a Alemania para iniciar sus estudios superiores pondría un océano de diferencia entre los jóvenes y apagaría las alertas.

La madre de la joven, una abogada colombiana casada con un empresario mexicano y residenciada desde hace años en ese país, señaló que al parecer el sábado Romero “enloqueció”, tras enterarse de que Ana María seguía el curso de su vida con tranquilidad, de manera que pasó de los ruegos a las amenazas.

“Parece que ahí fue como que no sabemos si enloqueció, pero a partir de ahí parece que comenzó a amenazarla, obviamente a nadie se le ocurriría que pasaría esto, pero sí a decirle que quitara las historias de Instagram y que tenía que regresar con él”, explicó Céspedes.

Las pesquisas indicarían que Romero entró a la vivienda de Ana María, quien estaba sola porque sus padres estaban de aniversario en Italia, y cometido el crimen que luego intentó encubrir con un supuesto suicidio.

En Roma, Céspedes recibió unos extraños mensajes desde el teléfono de su hija, alertada porque no respondía sus llamadas, que ella cree fueron escritos por Romero, cuando ya habría cometido el crimen.

Alertada por lo sucedido, la madre de la víctima llamó a un vecino que encontró el cuerpo de la joven sin vida. Romero, con quien Ana María fue al mismo colegio, podría afrontar entre 40 a 70 años de prisión de ser hallado culpable.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por Colprensa

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad