lunes 20 de enero de 2020 - 9:07 AM

Detectan irregularidades en línea aérea kazaja cuyo avión se estrelló en 2019

Las autoridades aeronáuticas de Kazajistán detectaron “graves irregularidades” en la flota de la aerolínea Bek Air, uno de cuyos aviones se estrelló en diciembre pasado causando la muerte de 12 personas, informó el Ministerio de Industria y Desarrollo de la Infraestructura.
Escuchar este artículo

La Administración Aeronáutica de Kazajistán (AAK), junto a la compañía Rolls Royce, fabricante de los motores de los aviones Fokker-100, elaboró un informe preliminar muy crítico tras una inspección realizada a la compañía aérea, que posee este tipo de aeronaves en su flota.

El 27 de diciembre de 2019 un avión de Bek Air, que partió de Almaty rumbo a la capital kazaja, Nur-Sultán, con 98 ocupantes a bordo, se estrelló instantes después del despegue, en uno de los accidentes aéreos más graves de los últimos años en la república centroasiática.

Se cree que el accidente se debió al engelamiento de la aeronave.

Entre las irregularidades halladas por las autoridades aeronáuticas se encuentran una insuficiente preparación del personal, fallos en las inspecciones previas al vuelo y los preparativos de los aparatos en invierno, incumplimientos de los procesos y normas de certificación de los aviones, y cambios de piezas no acordes a las normas de explotación.

Lea también: Trump dio detalles del ataque a Soleimaní a donantes republicanos.

“Despierta especial preocupación la preparación de los trabajadores de Bek Air, ya que se detectaron fallos en el control de la seguridad” por parte de la compañía, señaló la AAK.

Por su parte, Rolls Royce explicó que “en las instrucciones de explotación del avión Fokker 28-100 se indica con claridad que el ala debe ser inspeccionada antes de cada vuelo”, lo cual es crucial debido al riesgo de formación de hielo durante el invierno kazajo.

Se detectaron fallos en la inscripción y el registro de los mantenimientos y la reparaciones de los motores, la pérdida de los números de serie y documentos técnicos mal redactados, lo cual “pone en duda la capacidad de funcionamiento de todos los motores utilizados por Bek Air”.

Además, la inspección reveló problemas con los radiofaros, una insuficiente protección contra incendios en las zonas de carga y un número insuficiente de chalecos salvavidas, entre otras violaciones.

Según las autoridades, Bek Air no recibirá sus certificados de vuelo hasta que no elimine todas las irregularidades.

Bek Air difundió el pasado 9 de enero documentos que, según la compañía confirmaban la capacidad de vuelo de sus aviones Fokker-100.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad