sábado 09 de octubre de 2021 - 12:00 AM

El canciller Kurz dimite acusado de corrupción pero no se aleja del poder

Escuchar este artículo

Tras cuatro intensos días de crisis de gobierno en Austria, el canciller federal, el conservador Sebastian Kurz, investigado por un supuesto escándalo de corrupción, anunció su dimisión y propuso al hasta ahora ministro de Exteriores, Alexander Schallenberg, como nuevo jefe de Gobierno.

Pero en lugar de abandonar la política, como exigían los partidos de la oposición, el joven líder democristiano, de 35 años, se hará cargo del grupo parlamentario del gobernante partido popular ÖVP, con lo que mantiene gran parte del poder.

Poco después del anuncio del canciller, los socios del ÖVP en el Gobierno, el partido ecologista Los Verdes, aceptaron el nombramiento de Schallenberg como nuevo jefe de Gobierno.

El propio Kurz, nueve de sus colaboradores y el ÖVP como partido están acusados de malversación y desfalco de dinero público para encargar y publicar en 2016 encuestas manipuladas para dejar mal parado al entonces líder conservador, Reinhold Mitterlehner.

Gracias a esta campaña, organizada en cooperación con un diario sensacionalista de Viena, el entonces ministro de Exteriores logró hacerse con las riendas del partido en 2017, rompió el gobierno de coalición con el SPÖ socialdemócrata y ganó con gran ventaja las elecciones de ese año.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad