domingo 29 de agosto de 2021 - 12:00 AM

El dron de EE.UU. ejecutó a dos miembros del EI en Afganistán

El presidente de EE.UU., Joe Biden, cree que es “altamente probable” que se produzca otro atentado en Afganistán “en las próximas 24 o 36 horas” y anunció que ha pedido al Pentágono que tome “todas las medidas posibles”.

El Pentágono anunció que el dron que lanzó ayer sobre Afganistán acabó con la vida de dos supuestos miembros del Estado Islámico (EI) “de alto perfil” e hirió a otro, informó el subdirector de Logística del Estado Mayor de EE.UU., el general Hank Taylor.

Hasta ahora, el Pentágono había informado solo de la muerte de un supuesto miembro del EI en la ofensiva estadounidense en represalia por el atentado del pasado jueves en el aeropuerto de Kabul, que fue reivindicado por ese mismo grupo terrorista y que dejó decenas de muertos, incluidos 13 soldados estadounidenses.

Taylor dijo que hubo “cero víctimas civiles” y afirmó que Washington continuará realizando operaciones contra los terroristas del EI “según sea necesario”.

Asimismo, detalló que los supuestos terroristas ejecutados desempeñaban los papeles de “facilitadores” y “planificadores” del EI, aunque rechazó precisar si participaron de alguna forma en la organización del ataque contra el aeropuerto de Kabul o qué funciones específicas desempeñaban.

El portavoz del Departamento de Defensa, John Kirby, rechazó valorar cómo la pérdida de esos dos individuos puede impactar la capacidad del EI para planificar ataques.

“El hecho de que estos dos individuos ya no estén andando sobre la faz de la tierra, eso es algo bueno. Es algo bueno para la gente de Afganistán, es algo bueno para nuestras tropas y para nuestras fuerzas en el aeropuerto”, se limitó a decir Kirby.

Lea también: EE.UU. dice que no hay civiles estadounidenses entre los muertos en Kabul

Preguntado al respecto, el portavoz indicó que Washington “no” compartió información con los talibanes sobre el ataque.

Según informó el Pentágono, la operación se produjo en la provincia de Nangarhar, un terreno montañoso en el este de Afganistán que es muy difícil de controlar y que ha servido de bastión al grupo terrorista desde su aparición en Afganistán en 2015.

El ataque de EE.UU. se produjo 24 horas después de que el presidente estadounidense, Joe Biden, prometiera venganza contra el EI y revelara que había ordenado a sus comandantes desarrollar planes para golpear objetivos del grupo terrorista en Afganistán, a sus líderes y sus bases.

Talibanes amplían poder
Los talibanes comienzan a extender su control en Afganistán a medida que se acerca el fin de la retirada de las tropas internacionales, que concluirá el próximo 31 de agosto, que es también la fecha anunciada por ellos mismo para la conformación de su Gobierno “inclusivo”.
Los vuelos que salen del aeropuerto internacional de Kabul son ya las últimas evacuaciones coordinadas por las fuerzas estadounidenses y los aliados de la coalición para sacar del país a miles de personas consideradas de riesgo ante un gobierno de los fundamentalistas.
En una declaración en vídeo, Mohammad Abbas Stanikzai, miembro del equipo de negociación de los talibanes, aseguró ayer que los líderes de los políticos afganos y talibanes están tratando de formar un sistema inclusivo, que represente a todos los grupos étnicos.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad