lunes 27 de junio de 2022 - 12:00 AM

El G7 traza respuestas contundentes a una Rusia desafiante

Estados Unidos y los líderes del G7 anuncian la prohibición de la importación de oro ruso como sanción a la guerra en Ucrania, lanzada el pasado 24 de febrero.

Los líderes del G7 abrieron ayer su cumbre en Baviera, en el sur de Alemania, entre promesas de respuestas contundentes a Moscú, comandadas por Estados Unidos y Reino Unido, y exhibiciones de poder militar por parte de Rusia en Ucrania con ataques contra Kiev.

Además: ¿A qué ‘juega’ China en la guerra en Ucrania?

El canciller alemán, Olaf Scholz, y el presidente estadounidense, Joe Biden, acudieron al castillo de Elmau dispuestos a mostrar cohesión, el término más empleado en una cumbre estratégicamente colocada entre la de la Unión Europea (UE), el pasado jueves, y la de la Otan en Madrid, el próximo miércoles.

“Tenemos que asegurarnos de que estamos unidos y continuamos trabajando en los retos económicos a los que nos enfrentamos”, le dijo Biden a Scholz en el breve intercambio de palabras ante las cámaras, tras una bilateral previa al G7.

“Todos los estados del G7 estamos preocupados por la crisis que tenemos que afrontar. En algunos países caen los índices de crecimiento, sube la inflación, escasean los combustibles, las cadenas de suministro se bloquean”, indicó el canciller alemán, tras la primera sesión en formato G7.

$!El G7 traza respuestas contundentes a una Rusia desafiante

Biden, Scholz, el francés Emmanuel Macron, el italiano Mario Draghi, el canadiense Justin Trudeau, el británico Boris Johnson y el japonés Fumio Kishida posaron para la foto de familia sonrientes, sin corbata, bajo el sol y desde el imponente paisaje montañés de Elmau, a 1.000 metros de altitud.

Al anhelo de cohesión se sumó el de mostrar optimismo pese a los malos tiempos: ”estamos convencidos de que sabremos dar una respuesta a los desafíos de la brutal agresión rusa”, aseguró Scholz.

Le interesa: Ucrania: La ‘línea roja’ entre Rusia y Occidente

Pero mientras Biden y Johnson, a través de twitter o desde sus delegaciones, avanzaban una determinación compartida del G7 por endurecer las medidas contra Moscú, desde la UE se recordaba que había que velar porque esas sanciones no reviertan contra quienes las dictan.

Ante los líderes del G7 intervendrá hoy, en formato virtual, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski. Su ministro de Exteriores, Dmytro Kuleba, lanzó ayer un nuevo mensaje de apremio, mientras Rusia avanza en su ofensiva sobre el Donbás y, además, lanzó nuevos ataques sobre Kiev.

$!El G7 traza respuestas contundentes a una Rusia desafiante
Proyecto de cable submarino

De otro lado, el presidente Biden anunció este domingo un proyecto para crear un cable submarino de fibra óptica que conectará Europa Occidental con Asia, como uno de los proyectos estrella del gran plan de infraestructuras lanzado por el G7 frente a China.

Vea esto: Putin desafía a Occidente al dar soberanía a separatistas en Ucrania

El cable de fibra óptica tendrá una longitud de 17.000 kilómetros y proporcionará conexión de alta velocidad, desde Singapur a Francia, pasando por Egipto y el Cuerno de África.

Biden explicó en una rueda de prensa conjunta con otros líderes del G7 reunidos en Elmau (Alemania) que su Gobierno ha apoyado “la oferta exitosa de la compañía estadounidense SubCom por un contrato de 600 millones de dólares para construir un cable global submarino de telecomunicaciones”.

El cable submarino es uno de los proyectos principales de la iniciativa “Colaboración por la Infraestructura Global y la Inversión”, impulsada por Washington y anunciada este domingo en la cumbre del G7 (EE.UU., Alemania, Francia, Italia, el Reino Unido Canadá y Japón) para contrarrestar el avance de China.

$!El G7 traza respuestas contundentes a una Rusia desafiante
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad