jueves 25 de marzo de 2010 - 10:00 AM

El Papa aceptó la dimisión de obispo irlandés por pedofilia

El papa Benedicto XVI aceptó ayer la dimisión del obispo irlandés John Magee, ex secretario privado de varios pontífices y acusado de haber encubierto casos de pedofilia, en un gesto emblemático tras los escándalos que estallaron en varios países de Europa.

El anuncio fue hecho por la oficina de prensa del Vaticano, que menciona el artículo 401 del derecho canónico en su párrafo dos que aduce 'razones graves'. 'El Santo Padre aceptó la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Cloyne presentada por monseñor John Magee, de conformidad con el artículo 401, párrafo dos, del código de derecho canónico', precisa la nota vaticana.

Magee, de 73 años, que fue secretario particular de tres papas, Pablo VI, Juan Pablo I y Juan Pablo II y maestro de Ceremonias Pontificias en 1992, fue implicado en el escándalo de abusos sexuales contra niños en un informe divulgado en diciembre de 2008 por la Iglesia católica irlandesa.

En el informe se cita, entre otros, los casos de dos sacerdotes de Cloyne, sur de Irlanda, acusados de abusos sexuales contra niños y considera que las medidas de protección de los jóvenes 'no eran adecuadas y en algunos aspectos peligrosas'.


OBISPO PIDE PERDÓN

El obispo irlandés imploró ayer el perdón de todas las personas que fueron víctimas de abusos sexuales por parte de miembros de su clero.

'Antes de irme, quiero ofrecer nuevamente mis más sinceras disculpas a cualquier persona que haya sufrido abusos por parte de cualquier sacerdote de la diócesis de Cloyne mientras fui obispo o en cualquier otro momento', escribió en un comunicado.

'A quienes decepcioné de cualquier manera, o a quienes cualquier omisión mía ha hecho sufrir, les imploro su perdón', agregó.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad