domingo 26 de junio de 2022 - 12:00 AM

El Parlamento debatirá destitución de Lasso

Las protestas comenzaron el pasado 13 de junio convocadas principalmente por la Conaie, aunque luego también se adhirieron otras organizaciones de campesinos, así como sindicatos y federaciones de estudiantes.

El presidente de la Asamblea Nacional (Parlamento), Virgilio Saquicela, convocó ayer a un diálogo al Gobierno de Ecuador y a los líderes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), que lidera las protestas que comenzaron el pasado 13 de junio, contra la carestía de la vida.

“El Ecuador demanda un diálogo inmediato para solucionar la crisis por la que atraviesa”, aseguró Saquicela al señalar que por ello ha convocado al Gobierno Nacional y a los dirigentes de la Conaie “a ese diálogo el día de hoy (ayer)”.

En su cuenta personal de Twitter, Saquicela recalcó: “Estamos del único lado posible... del lado del país, del reconocimiento de la diversidad, propia de nuestra esencia, que confluye en un denominador común... ser ecuatorianos. Hoy es el día para darle una solución al Ecuador”.

El mensaje de Saquicela se publicó el mismo día en que se prevé una reunión del pleno de la Asamblea Nacional para tratar, como único punto, un pedido de destitución del presidente, Guillermo Lasso, quien el pasado viernes denunció un intento de golpe de Estado en su contra por parte de los manifestantes.

La petición la realizaron asambleístas afines al expresidente Rafael Correa (2007-2017) bajo la causal de grave conmoción interna debido a la ola de protestas contra el alto costo de la vida y las políticas económicas del Ejecutivo.

Le puede interesar: Indígenas de Ecuador instalan gran “asamblea popular” en medio de protestas

Aunque en principio la sesión del Legislativo iba a tener lugar en la sede de la Asamblea, finalmente se realizará de forma virtual debido al estado de excepción decretado en seis provincias por las protestas, que se han caracterizado por el corte de carreteras y el bloqueo de vías.

72 horas para votar

Luego del debate, el Parlamento tiene 72 horas para votar la continuidad del mandatario, para lo que requiere una mayoría de dos tercios, equivalente a 92 de los 137 asambleístas.

En caso de conseguirlo, el vicepresidente asumiría la Presidencia y el Consejo Nacional Electoral, CNE, en un plazo de siete días tras publicada la resolución, convocaría para una misma fecha a elecciones legislativas y presidenciales anticipadas.

El mandatario acusó al presidente de la Conaie, Leonidas Iza, principal promotor de las movilizaciones, de buscar “el derrocamiento del Gobierno”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad