sábado 28 de noviembre de 2020 - 8:23 AM

El plan de Boris Johnson para luchar contra la covid-19 se tambalea

El plan de restricciones de tres niveles para frenar la pandemia que el primer ministro británico, Boris Johnson, quiere aplicar en Inglaterra desde el 2 de diciembre se tambalea ante el rechazo de diputados tories que barajan este sábado votar en contra la próxima semana.
Escuchar este artículo

"Los niveles de restricciones de antes del confinamiento no suprimieron la covid de manera suficiente: no fueron lo suficientemente fuertes para reducir el contacto social, ni se aplicaron con la amplitud necesaria para contener la expansión del virus", recuerda.

El político subraya que el país que suma 57.551 muertes por el virus, afronta una "crisis nacional", en la que 16.000 camas de hospitales están ocupadas por pacientes de covid-19 frente a casi 20.000 el pasado abril y 740 el 11 de septiembre.

Restricciones más duras

En las áreas con un nivel muy alto de riesgo -como Manchester- seguirán prohibidos los encuentros sociales en interiores y exteriores, y permanecerán cerrados los bares que no sirvan comida para llevar.

Lea también: Europa encara una Navidad bajo la amenaza de la COVID-19

En el nivel intermedio, donde figura Londres y Liverpool están vetados los encuentros bajo techo de distintos hogares; se mantendrá el máximo de seis personas para reuniones en exteriores, y se fija la hora de cierre de pubs y restaurantes -ahora clausurados salvo para entrega a domicilio- a las 23.00 GMT.

Los establecimientos solo podrán servir bebidas alcohólicas si van acompañadas de una "comida sustancial" y se permitirá la vuelta "limitada" de espectadores a estadios deportivos y espectáculos en directo, mientras que locales no esenciales como peluquerías podrán también reabrir.

La vacuna, cada vez más cerca

Según indica hoy The Guardian, los hospitales han recibido la instrucción de estar listos en apenas diez días para poner en marcha la distribución de la vacuna desarrollada por Pfizer/BioNTech.

Los directivos del NHS han revelado que esos centros podrían empezar a recibir los primeros lotes el próximo 7 de diciembre.

Le puede interesar: Irán acusa a Israel del asesinato de científico nuclear en un atentado

Citando varias fuentes hospitalarias, el diario señala que inicialmente serán los empleados sanitarios los primeros en recibir el antídoto, y no los residentes de asilos o mayores de 80 años, como se había previsto.

Eso se debería, según estas, a que la vacuna creada por Pfizer "no puede volver a desplazarse una vez llegue al hospital, por lo que debe usarse en un plazo de cinco días".

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad