sábado 21 de febrero de 2009 - 10:00 AM

En manos de Netanyahu está el nuevo gobierno israelí

El líder conservador israelí Benjamin Netanyahu, renuente a la creación de un Estado palestino soberano, fue oficialmente encargado de formar el nuevo gobierno de Israel.

Justo después de recibir, según el uso, una carta del presidente Shimon Peres, en la que éste le encomendaba la formación del gabinete, Netanyahu dijo que considera a Irán como el  mayor desafío que afronta Israel.

'Israel atraviesa un periodo crucial y debe hacer frente a desafíos colosales. Irán busca dotarse del arma nuclear y constituye la amenaza más grave a nuestra existencia desde la guerra de independencia' de 1948, dijo el líder del Likud, de 59 años de edad.

Del lado palestino, el presidente Mahmud Abas dijo que no tratará con el próximo gobierno israelí si éste no se compromete con la paz, señaló su portavoz.

Apoyado en principio por una mayoría de 65 de los 120 diputados israelíes, gracias al apoyo de la extrema derecha laica y de las formaciones religiosas, Netanyahu tendrá un plazo de 28 días, prolongable otros 14, para presentar al Parlamento su gabinete, que será sometido a una votación de investidura.

síntesis
No quiere repetir la historia


En su anterior mandato como jefe de gobierno, entre 1996 y 1999, Netanyahu se vio obligado a dimitir al retirarse de su coalición las formaciones ultraderechistas, que lo acusaron de haber hecho 'concesiones' a los palestinos.

Según los comentaristas, Netanyahu quiere  esta vez evitar verse atado a las exigencias de unos aliados de extrema derecha que podrían además granjearle tensiones con la administración estadounidense del nuevo presidente, Barack Obama.

Por eso, el ex primer ministro se muestra ahora 'generoso' con Livni, al proponer que su partido se haga cargo de los ministerios de Relaciones Exteriores y Defensa, según la prensa.

El movimiento islamista palestino Hamas, que  controla la franja de Gaza desde junio de 2007, y al que Netanyahu quiere expulsar de ese territorio, consideró que Israel ha optado por un dirigente 'más extremista' que el primer ministro saliente, Ehud Olmert.

Opuesto en un principio a los acuerdos de Oslo de 1993, que preconizan un régimen de autonomía palestina, Netanyahu redujo su alcance cuando estuvo en el poder y relanzó a gran escala la colonización judía en los territorios palestinos.

La unión es el camino


Por su parte, Netanyahu se declaró favorable a un gobierno de unión 'lo más amplio posible'.

'Hago un llamamiento a Tzipi Livni y Ehud Barak, líderes de Kadima (centro, 28 escaños) y del partido laborista (13), para cerrar filas y actuar juntos. Ustedes serán los primeros con los que me reuniré para hablar de la formación de un gobierno de unión lo más amplio posible', aseguró Netanyahu.

Su partido Likud fue el segundo más votado en las legislativas del 10 de febrero y obtuvo 27 diputados.

Por el momento, Livni, ministra de Relaciones Exteriores del gabinete saliente, así como Ehud Barak, titular de Defensa saliente, excluyeron unirse a un gobierno dirigido por Netanyahu. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad