viernes 02 de enero de 2009 - 7:12 PM

Entra en vigor en Brasil el acuerdo que unifica la ortografía de la lengua portuguesa

Entró hoy en vigor en Brasil el acuerdo para unificar la ortografía de la lengua portuguesa, definido por el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, como un pacto "estratégico" para el mundo lusófono.


El acuerdo ortográfico, aprobado en 1990 por los entonces siete países que comparten el portugués como lengua oficial, fue ratificado por Brasil en 2006 e introducido en su cuerpo legislativo el pasado septiembre.

En el acto de firma del decreto, Lula señaló que este acuerdo es "imprescindible" para "rescatar" los lazos sustantivos de Brasil con el África de lengua portuguesa, que para el país suramericano "representa más, mucho más que una prioridad geopolítica".

Al igual que Brasil, Cabo Verde y Sao Tomé y Príncipe lo ratificaron en 2006, mientras que Portugal le dio el visto bueno en mayo del año pasado.

Todavía no lo han ratificado los parlamentos de Angola, Mozambique, Guinea Bissau y Timor Oriental, que se adhirió al pacto en 2004, dos años después de su independencia de Indonesia.

Entre los 21 cambios aprobados, destaca la introducción en el alfabeto de tres letras antes consideradas extranjeras, la "k", la "w" y la "y".

También se suprime el uso de la diéresis sobre la "u", cuyo uso era similar al del español, aunque se mantiene la pronunciación de esa vocal en algunos conjuntos como "que" o "gui".

Además, se eliminaron tildes innecesarias que no eran utilizadas en Portugal pero sí en Brasil y se cambió las reglas de la escritura del guión.

La implantación del acuerdo se hará de forma gradual, de manera que las nuevas normas sólo llegarán a los textos escolares en 2010 y serán totalmente obligatorias a partir de 2012.

A pesar de la unión ortográfica, la mayor diferencia en el portugués, que más preocupa a los lingüistas, es la separación de los usos gramaticales, principalmente entre Portugal y Brasil.

En el país suramericano se ha simplificado al máximo el uso de formas verbales, que se ha reducido a tres personas, llevando a las otras al desuso y casi a la obsolescencia.

El uso de pronombres como complementos directos e indirectos también está desapareciendo, hasta en los estratos lingüísticos cultos, para sustituirlos por perífrasis y por los pronombres que deberían ejercer exclusivamente la función de sujeto de la oración, lo que es considerado como toda una aberración para los portugueses.

Estos cambios, unidos a las grandes disparidades fonéticas, han llevado a algunos estudiosos a temer la escisión del portugués europeo y el brasileño en idiomas independientes en un futuro no demasiado lejano.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad