sábado 13 de junio de 2009 - 10:00 AM

España otorgó residencia a boliviano que perdió un brazo

El Gobierno español definió la situación en el país de Franns Melgar Vargas, el ciudadano boliviano que perdió un brazo en un accidente laboral cuando estaba trabajando en situación ilegal en una panificadora.

El anuncio lo hizo la vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, en rueda de prensa que ofreció tras la habitual reunión del Consejo de Ministros.

Fernández de la Vega señaló que su Gobierno dio la residencia al trabajador boliviano 'por razones extraordinarias'.

El Gobierno también remitió a la Fiscalía un informe de Inspección de Trabajo que denuncia 'graves deficiencias de seguridad e higiene' en la panificadora donde trabajaba.

El pasado 28 de mayo, Franns, de 33 años, sufrió la amputación de su brazo izquierdo cuando estaba trabajando en una panificadora ubicada en la localidad de Real de Gandia, en la mediterránea provincia de Valencia.

Su jefe le llevó al hospital, pero le dejó a 200 metros del centro y le pidió que no dijera nada sobre su situación laboral, tras lo cual volvió a la empresa y tiró el brazo a un contenedor de basura, lo que impidió la reimplantación del miembro a Franns.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad