miércoles 01 de abril de 2009 - 10:30 PM

Forcejeos entre la Policía y manifestantes en centro financiero de Londres

Varios miles de personas se congregaron hoy en el centro financiero de Londres para protestar con motivo de la cumbre del G20 y hubo forcejeos por la decisión de la Policía de cerrar algunas calles e impedir que la gente pudiera dispersarse.

Con pancartas en las que se leía "Castigo a los saqueadores", "Decisiones honradas" o "RIP Canary Wharf 1990-2009" (en referencia al área donde están los principales bancos británicos), los manifestantes marcharon desde varias estaciones de Metro en la City hasta el Banco de Inglaterra.

Las fuerzas del orden impidieron que muchos participantes pudieran abandonar el lugar para regresar a sus casas en un intento de mantener el orden público.

La concejal del Partido Verde Romaine Fenix calificó la decisión policial de inexplicable y de violación de los derechos civiles. "La gente ha acudido en espíritu festivo" para manifestarse pacíficamente, dijo a Efe.

La protesta, que lleva el nombre de "G20 Meltdown (en alusión a una catástrofe nuclear), está liderada por varios grupos anticapitalistas, y en ella participan ecologistas, sindicalistas, estudiantes y pacifistas.

Uno de los organizadores, Simon McRae, de 44 años, dijo que su pancarta "RIP Canary Wharf 1990-2009" viene a simbolizar la muerte del capitalismo. "Es el fin de los bancos y el fin del mundo financiero basado en la codicia. El Canary simboliza eso", explicó.

Muchos participantes bailaban y gritaban "revolución" en su marcha hasta el banco emisor inglés, donde planean celebrar un "picnic" con música y actuaciones.

Un hombre de 55 años que no quiso revelar su identidad y que portaba una pancarta en la que se leía "Castigo a los saqueadores", dijo a los medios que es necesario un capitalismo transparente y agregó que "el capitalismo sólo funciona si la gente no se lleva más de lo que necesita".

A pesar de los temores sobre las protestas, gran parte de los empleados de la City acudieron a sus puestos de trabajo, eso sí, con ropa informal, aconsejados por la Policía para evitar los riesgos de una agresión.

Algunos organizadores han calificado las protestas de hoy como "Financial Fools Day", o día de los financieros necios, al coincidir con el 1 de abril, día de los inocentes en el mundo anglo-sajón.

La Coalición Parad la Guerra (contraria a la intervención aliada en Irak) se manifestará también hoy ante la embajada estadounidense en Londres para exigir la retirada de las tropas de Irak y Afganistán y el desarme nuclear.

Otra de las protestas tendrá lugar ante la Universidad del Este de Londres bajo el lema "Cumbre Alternativa de Londres", en la que participarán el director de cine Ken Loach, el ex alcalde de Londres Ken Livingstone y la líder del Partido Verde, Caroline Lucas.

Luego, seguidores de la llamada Campaña contra el Cambio Climático llevarán un bloque de hielo gigante hasta el recinto ferial de Excel, donde se celebrará mañana el G20.

La Policía ha dispuesto un gran operativo de seguridad para el G20, cuyo coste está estimado en 7,5 millones de libras (unos 27.231 millones de pesos) y en el que participan agentes de seis fuerzas del orden, principalmente de los condados que rodean la capital.

Detenidos 23 manifestantes mientras otros irrumpen en Royal Bank of Scotland

A pesar de que la protesta empezó siendo festiva y pacífica, Veintitrés manifestantes fueron detenidos durante en la "City" de Londres donde un grupo de violentos irrumpió en el edificio del Royal Bank of Scotland y rompió algunas de sus ventanas, informaron a EFE fuentes de la Policía.

Los 23 detenidos lo han sido por diferentes motivos: once por llevar un uniforme de policía, que presuntamente querían utilizar en la protesta, y el resto por desorden público, posesión de drogas, comportamiento amenazador o indecencia.

Cuatro de ellos, que, según la Policía están vinculados a las protestas, fueron arrestados anoche por agresión y posesión de artefactos punzantes.

Paralelamente, un grupo de manifestantes irrumpió en el edificio del Royal Bank of Scotland (RBS), propiedad del Estado en un 70 por ciento, y rompió los cristales de algunas de sus ventanas, en lo que describieron como un acto simbólico contra los banqueros a quienes responsabilizan de la crisis económica.

La protesta fue creciendo en situaciones de tensión cuando las fuerzas del orden rodearon a los manifestantes con un cordón policial.

Numerosos agentes tuvieron que aplicar "tácticas de contención" ante las "violaciones del orden público", según dijeron a EFE fuentes policiales.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad