domingo 20 de septiembre de 2009 - 11:46 PM

Gobierno pide que la justicia investigue si se han cazado osos en el Pirineo

El Gobierno francés ha pedido a la justicia que investigue si los rumores de que se han cazado osos en los Pirineos son ciertos, anunció la secretaria de Estado de Ecología, Chantal Jouanno, que avanzó que va a continuar la concertación para decidir si se sueltan más ejemplares en la cadena montañosa.


En una entrevista publicada hoy por "La Depêche du Midi", Jouanno explicó que como las investigaciones administrativas que encargó para confirmar si se cazaron dos osos en las montañas del departamento de Ariège mostraron que "hay una sospecha", ha transmitido el caso a la Fiscalía.

Insistió en que sería inadmisible que se hayan vuelto a cazar osos en los Pirineos y que de confirmarse esa hipótesis el Ejecutivo presentará una denuncia porque "es un delito": "el oso es una especie protegida, amenazada".

"Se han hecho muchas cosas en los Pirineos: ayudas al pastoreo, reembolso en caso de depredación. Hemos progresado en tantos puntos que sería una pena retroceder", argumentó la secretaria de Estado, que no obstante puntualizó que en la cuestión del oso no quiere "una política que desde París se impone a los habitantes de los Pirineos".

A ese respecto, aseguró que hará "todo" lo posible para restablecer el diálogo con los ganaderos, que se han retirado del proceso de concertación institucionalizado en un Grupo Nacional sobre el Oso en los Pirineos (GNOP).

De acuerdo con las conclusiones que ha recibido del GNOP este mismo mes, hay que realizar "rápidamente" una evaluación para saber si con la población actual en la parte central de los Pirineos se puede garantizar la continuidad de la especie.

En cuanto a la parte occidental, en el departamento de los Pirineos Atlánticos, donde sólo quedan animales machos, "teóricamente habría que llevar hembras", indicó Jouanno, antes de repetir que "no quiero tomar decisiones sola" sino llevar a cabo "una amplia concertación con el conjunto de los actores locales".

El Gobierno francés empezó en 1996-97 un programa de suelta de osos eslovenos en los Pirineos para evitar la completa extinción de la especie en la cadena montañosa, pero la oposición de algunos grupos -en particular los ganaderos y los cazadores- ha sido continua, con algunos episodios de enfrentamientos.

Dos osos murieron por los tiros de cazadores en 1997 y 2004 y a comienzos de mes un ganadero habló de que otros dos habían sido abatidos en Ariège, aunque no se ha encontrado rastro de ellos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad