martes 09 de julio de 2019 - 12:00 AM

Grecia prefirió a Mitsotakis

Los griegos pusieron punto final al gobierno de izquierda y esperan que la centro derecha saque al país del laberinto económico.
Escuchar este artículo

Bajo el mandato de Alexis Tsipras, Grecia experimentó cuatro años de severos recortes, reducción de pensiones y aumento de impuestos para equilibrar la balanza de un país que recurrió a un plan de rescate financiero como tabla de salvación para salir de la peor crisis económica de su historia.

En las elecciones parlamentarias celebradas el pasado domingo, los griegos le dieron la espalda al populista primer ministro Tsipras, marcando así el retorno de la derecha y la política tradicional al poder, tras el triunfo por amplia mayoría del conservador Kyriakos Mitsotakis.

Para muchos, este fue un voto de protesta contra un gobierno que prometió demasiado y no cumplió.

Si bien Tsipras hizo una apuesta anti-austeridad al llegar al gobierno, se vio obligado a poner en marcha una serie de medidas e imponer cargas contributivas en un país al borde de la quiebra.

Grecia acumuló una deuda, imposible de pagar (más del 100% de su PIB).

Luego de tres planes de asistencia, recibió más de 289.000 millones de euros de la Unión Europea (UE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), la mayor parte con destino a pagar deuda.

A cambio, se hicieron necesarias medidas de austeridad, que solo trajeron decepción ciudadana. Ante los ojos de sus compatriotas, Tsipras y líder del partido Syriza claudicó ante los acreedores y suavizó algunas de sus posturas más radicales en términos económicos.

Ahora los griegos tienen grandes expectativas en torno al nuevo gobierno de centro derecha. Quieren dejar atrás la época de la austeridad, pasar página y ansían, más que nada, tras varios años de crisis constante, estabilidad y una mejora en su nivel de vida.

Sin embargo, el panorama no pinta nada bien: Grecia tiene el desempleo más alto de la Eurozona (19,2% en el primer trimestre de 2019), y la deuda asciende a un 180% del Producto Interno Bruto (PIB) aunque la proyección es que se reduzca a 167,8% para el presente año.

Así las cosas, el país heleno pone fin a una etapa con Tsipras y abre la puerta a Mitsotakis, líder de la conservadora Nueva Democracia, quien asumió ayer mismo como primer ministro y tendrá que capitanear el primer gobierno libre de programas de rescate.

Angelo Flórez, internacionalista y profesor de la Universidad de Santo Tomás, interpreta el resultado en Grecia como un desgaste evidente de la izquierda de Syriza, “que se había comprometido a cambiar de raíz el sistema, y cuando entró a gobernar no lo modificó profundamente, sino que solo cambió algunas cosas”.

En consecuencia, muchos votantes decepcionados de Syriza pasaron a votar por Nueva Democracia, señala el experto, quien agrega que la reactivación económica de Grecia tiende a que el sistema se conserve y no se cambie radicalmente.

Por su parte, Jesús Agreda Rudenko, profesor de la Facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario, advierte un cambio en el modelo económico que se percibe como el más beneficioso para el país.

“Se intentarán medidas liberales que atraigan la inversión extranjera, y que generen empleo (sobre todo entre los mas jóvenes), reduciendo impuestos y fomentando la privatización”, destaca.

En efecto, Mitsotakis, un liberal reformista que trabajó en el sector bancario antes de incursionar en política, tiene como objetivo atraer a Grecia 100.000 millones de euros en inversiones extranjeras, adelantar grandes reformas para optimizar los recursos ya existentes y plantar cara contra corrupción y la evasión fiscal.

El reto es grande, apunta Félix Socorro, docente investigador de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de La Salle, porque en primer lugar debe “retomar las riendas del país, no depender de subsidios ni parecer tan débil ante la comunidad europea”.

En su opinión, viene un cambio de imagen como país, una apertura y transformación económica, “una visión un poco más agresiva de lo que se venía viendo en los últimos años”.

No obstante, aclara que esto no quiere decir que no se hayan hecho esfuerzos anteriores en tal sentido, pero dice que una de las promesas de Mitsotakis es crear justamente métodos que garanticen la recuperación de la economía y la estabilidad que Grecia requiere y necesita.

“Este cambio en Grecia es una excelente oportunidad para potenciarse no solo como país, sino para demostrar a la comunidad económica europea que Grecia todavía tiene mucho que dar, mucho que ofrecer y puede ser un pilar importante dentro de la economía europea”.

Incluso, enfatiza en que la intención del nuevo partido de gobierno es revitalizar y reeditar de alguna manera esa “sensación de que vamos a darle otra oportunidad, venimos de una presión impositiva grande, donde se ha visto afectada la economía de la clase media y de las empresas”.

¿Relación con UE?

En el contexto europeo, el triunfo de la derecha griega significa que hay un interés por dar un fortalecimiento económico, considera el docente investigador Socorro.

Es decir, según él, una especie de página nueva en cuanto a lo que es la inversión extranjera y inversión local y el cambio de orientación económica y financiera.

Mientras que Agreda Rudenko estima que se esperaría una relación más cercana con la Unión Europea, UE, aunque el nuevo gobierno griego también quiere revisar los objetivos fiscales.

Lea también: ¿Europa sin Merkel?

$!Grecia prefirió a Mitsotakis
“Se doblegó ante la UE”
Mariano García De Las Heras González, historiador y graduado en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense de Madrid, asegura que la mayoría alcanzada por la centro derecha en Grecia tiene varias explicaciones. Una de ellas, el partido de izquierda Syriza ha sido incapaz de solucionar los graves problemas que azotan la economía griega y se ha doblegado a las órdenes de la Unión Europea, especialmente de Alemania.
Asimismo menciona la aparición de Solución Griega, una nueva escisión de la extrema derecha de Amanecer Dorado, que ha fragmentado el espacio ideológico de la derecha y ha favorecido la victoria conservadora con un discurso cargado de matices populistas en un contexto de crisis social.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad