miércoles 24 de marzo de 2010 - 6:17 PM

Huelga de transportes amenaza el Mundial

El descontento de los conductores de taxis en Sudáfrica, por la puesta en marcha de un nuevo sistema público de autobuses en las ciudades de Johannesburgo, Ciudad del Cabo y Port Elisabeth, las tres sedes del Mundial, amenaza la normal celebración del campeonato.

"Nuestras vidas no dependen del Mundial. Esto va más allá", dijo a la prensa local Alpheus Mlalazi, secretario general de la Alianza General de Taxis, la cual ha amenazado con convocar dos días de huelga cada nueve, si en dos semanas el Gobierno no atiende a sus demandas.

Los conductores se sienten 'sistemáticamente' excluidos de los planes de transporte del Gobierno para el Mundial 2010, los cuales contemplan la apertura de nuevas líneas del 'Bus Rapid Transport'.

Una de esas líneas permite a sus usuarios desplazarse desde las cercanías del estadio Soccer City, en Soweto, al Ellis Park, en el centro de Johannesburgo, ambos estadios mundialistas.

Este nuevo sistema de transporte está dotado de modernos autobuses que recorren rutas fijas y que se detienen en paradas preestablecidas, acristaladas y que permiten un fácil acceso a los vehículos.

Se trata de un sistema mucho más cómodo y eficaz que el vigente, el cual consiste en incómodas furgonetas abarrotadas, muchas destartaladas, sin ruta conocida y que se detienen arbitrariamente en cualquier lugar a solicitud de los viajeros.

"Durante el Mundial, nuestra responsabilidad es llevar a la gente a los estadios a tiempo y con seguridad", dijo el lunes el ministro de Transporte, Sibusiso Ndebele, para quien un buen sistema de transporte es vital para el éxito del Mundial.

"La democracia no consiste sólo en el derecho a votar, también tiene que ver con la libertad de movimiento", añadió, antes de asegurar que el Gobierno seguirá trabajando para llegar a una solución aceptable para todos.

Pero la Alianza General de Taxis tiene prisa, y ya ha anunciado una manifestación para el próximo 13 de abril, tras la que quieren entregar en mano al presidente del país, Jacob Zuma, un memorando con todas sus quejas.

Los conductores celebraron ayer martes sin incidentes una jornada de huelga en Ciudad del Cabo y hace diez días trataron de boicotear a la apertura de nuevas líneas del 'Bus Rapid Transit' en Johannesburgo con barricadas y quema de neumáticos, lo que se saldó con una decena de detenidos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad