lunes 26 de octubre de 2009 - 7:08 PM

Islamita australiano agradeció a Alá incendios forestales que mataron a 173 personas

Saney Aweys, un musulmán australiano de origen somalí acusado de planear un ataque suicida contra una base militar, dio las gracias a Alá por los incendios forestales del pasado febrero, que causaron la muerte a 173 de sus compatriotas.

Durante la vista en la que un juez de Melburne aceptó hoy los cargos de terrorismo contra él y otros tres sospechosos, el fiscal presentó como prueba una conversación telefónica en la que Aweys expresó a un amigo su alegría por la tragedia.

"Toda la nación se viene abajo, primero la economía (...) luego el fuego con los embalses vacíos (...) doy gracias a Alá", dijo el acusado en la grabación.

En la conversación, Aweys también calificó al pueblo australiano de "gentuza" y le deseó el mal.

La defensa intentó impedir la difusión de la grabación y otras pruebas recogidas por la Policía, que incluyen imágenes rodadas por los acusados del acuartelamiento de Holsworthy en Sídney, que aloja a más de mil miembros de las Fuerzas Armadas y que al parecer iban a atacar con armas automáticas.

Sin embargo, el magistrado Peter Reardon desestimó su petición, argumentando que el caso es de interés público.

Aweys, de 26 años, se declaró inocente de todos los cargos y no solicitó la libertad bajo fianza, al igual que sus compañeros Abdirahman Ahmed, Wissam Mahmoud Fattal y Yacqub Khayre, todos ellos ciudadanos australianos de origen somalí o libanés.

La primera vista del juicio se celebrará el próximo 11 de noviembre, mientras un quinto acusado, Nayef El Sayed, recurrió su detención y en este caso el juez aplazó su fallo hasta mayo de 2010.

Estos cinco musulmanes y otros tres ya puestos en libertad fueron detenidos a principios del pasado agosto en Melburne al sospechar que planeaban un atentado contra el cuartel de Holsworthy.

La Policía australiana cree que formaban una célula en el país de la notoria milicia somalí Al Shabaab, vinculada a Al Qaeda y que en 2006 llegó a controlar casi gran parte de Somalia bajo el régimen de los tribunales islámicos en la capital, Mogadiscio.

Australia nunca ha sufrido un ataque terrorista en su suelo, aunque sus intereses nacionales han sido blanco de atentados perpetrados en Indonesia durante los últimos años, como el atentado de Bali en 2002, en el que murieron 88 de sus ciudadanos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad