domingo 18 de enero de 2009 - 3:57 AM

Israel declara tregua unilateral pero sus tropas permanecerán en Gaza

Israel aplicará a partir de la medianoche del domingo una tregua unilateral en la franja de Gaza, pero sus tropas permanecerán en el terreno y responderán a eventuales ataques de Hamas, después de 22 días de ofensiva que dejaron más de 1.200 palestinos muertos.

Hamas reaccionó de inmediato al anuncio israelí asegurando que no aceptará la presencia de "un solo soldado" israelí en la franja de Gaza.


"A las 02:00 hora local cesaremos el fuego, pero continuaremos desplegados en la franja de Gaza y sus alrededores", declaró en rueda de prensa el primer ministro israelí, Ehud Olmert.

Pero "si nuestros enemigos deciden atacarnos, el ejército israelí se sentirá libre para responder", aseguró Olmert.

En cambio, "si Hamas cesa totalmente sus ataques, dejaremos a nuestro criterio cuándo retirarnos de la franja de Gaza", agregó el primer ministro, que estimó que Israel había alcanzado todos sus objetivos "e incluso más" mediante su campaña militar.

El gabinete de seguridad israelí había aprobado previamente por una aplastante mayoría una tregua unilateral a la mayor ofensiva jamás lanzada por el Estado hebreo en el territorio palestino, destinada a frenar el lanzamiento de cohetes contra el sur de su país.

Por su parte, el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, amenazó que Israel reanudará la ofensiva contra Hamas "si es necesario".

"Reanudaremos e intensificaremos las operaciones si hace falta", declaró.

La respuesta de Hamas, que ya había rechazado de antemano la perspectiva de una tregua unilateral por parte de Israel, fue inmediata.

"El enemigo sionista debe cesar todas sus agresiones, retirarse completamente de la franja de Gaza, levantar el bloqueo y abrir las fronteras. No aceptaremos la presencia de un solo soldado en Gaza", declaró Fawzi Barhum, portavoz de Hamas, en el poder en la franja de Gaza.

El presidente palestino, Mahmud Abas, que sólo controla Cisjordania después de que sus fuerzas leales fueran expulsadas de Gaza en junio de 2007 por los islamistas, estimó que la tregua unilateral debe acompañarse con un acuerdo de paz formal y una retirada completa de sus tropas.

"Esta decisión de alto el fuego es un primer paso, pero debe estar seguida por un acuerdo de paz, el final del bloqueo de Gaza y la retirada de las tropas" de este territorio, declaró a la AFP el portavoz de Abas, Nabil Abu Rudeina.

Más de 1.200 palestinos murieron desde el inicio del conflicto, el 27 de diciembre, incluidos más de 400 niños en el paupérrimo territorio de 1,5 millones de habitantes, reducido prácticamente a ruinas.

Por parte israelí, fallecieron nueve soldados en combates y tres civiles y un militar alcanzados por cohetes palestinos en el sur de Israel.

El ejército hebreo perpetró unos 2.500 ataques en 22 días de ofensiva y los militantes palestinos lanzaron unos 750 cohetes.

El alto el fuego unilateral declarado por Israel llega después de que el Estado hebreo se asegurara el apoyo de Estados Unidos para prevenir la entrada de armas en Gaza, una preocupación capital para el Estado hebreo.

La canciller israelí, Tzipi Livni, firmó el viernes un acuerdo en Washington por el que Estados Unidos incrementará su vigilancia por tierra, mar y aire de la frontera entre Gaza y Egipto, donde centenares de túneles subterráneos sirven a Hamas de vía crucial para el suministro de armas.

Pero el ministro egipcio de Relaciones Exteriores, Ahmad Abul Gheit, afirmó que El Cairo no se siente vinculado por "ningún acuerdo entre Israel y Estados Unidos en territorio egipcio".

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, que había mediado en una tregua bilateral entre israelíes y Hamas, llamó el sábado a un alto el fuego incondicional que incluyera la retirada de las tropas israelíes.

Mubarak y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, presidirán el domingo una cumbre sobre Gaza en la localidad egipcia de Charm el Cheij, a la que también participarán líderes europeos, así como el rey de Jordania y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Sobre el terreno, Israel prosiguió el sábado sus ataques en el territorio vecino, dejando más de una decena de muertos.

Una mujer y un niño que se habían refugiado junto a otros cientos de civiles en una escuela del norte gestionada por la ONU murieron en un bombardeo del ejército.

Ese fue al menos el cuarto ataque israelí contra un centro escolar de la Agencia de la ONU de Ayuda a los Refugiados Palestinos (UNRWA) desde el 27 de diciembre.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad